Imagen 1/9
Adriana Ugarte, ahora también diseñadora de lencería: 'Es ropa interior sexy y sofisticada, pero también cómoda'

Adriana Ugarte, ahora también diseñadora de lencería: 'Es ropa interior sexy y sofisticada, pero también cómoda'

La actriz Adriana Ugarte se muestra preocupada por el futuro del cine y las consecuencias que en este mundo pueda tener la actual crisis económica y lamenta que, ante esa situación, "no exista una actitud de ponerse las pilas". Entrevistada por Luján Argüelles en EFERadio, Ugarte afirma que cuando alguien tiene una vocación y se inicia en ella se proyecta, "sin querer", en el futuro "y piensas que con 28 años vas a hacer esas películas intimistas. Luego ves que es un sueño un poco roto, porque no se están haciendo películas ni pequeñas, ni grandes, ni nada". La actriz considera que no hay solo falta de presupuesto para hacer cine, sino que "también hay una crisis de actitud. Hemos perdido la esperanza hace tiempo y eso es lo que creo que hace más visible la crisis económica". A sus 28 años, doce después de su debut en el cortometraje Mala espina y tras pasar por series como Policías y Hospital Central, Adriana reconoce que se ha divertido haciendo de mala y que está encantada de sus trabajos en el medio televisivo. "Ojalá empezaran a dar Goyas por trabajos en televisión, sería genial, sobre todo porque cada vez se hace menos cine y más televisión de calidad", afirma. La actriz, que tras el rodaje de la serie El tiempo entre costuras, se encuentra de lleno en la promoción de la película Combustión, de Daniel Calparsoro, en el que interpreta un personaje de "mala", Ari, un papel que siempre había querido hacer. "Siempre he sido una buenaza, me han debido de ver cara de buenísima", subraya para añadir que "tampoco de equivocan. Intento ser buena, pero muchas veces no lo soy. Me apetecía meterme en un mundo de una ética más dudosa, más turbia. Es divertido". Para tapar su timidez en su profesión asegura que hace "un pacto con los personajes, un viaje de intimidad" en el que ella tapa al personaje y éste la tapa a ella. Respecto a su última faceta, la de diseñadora de lencería, asegura que siempre le ha gustado el diseño, algo que tiene que ver "con toda la ilusión de la mujer". "Es un concepto de ropa interior sexy, sofisticada, pero que sea cómoda a la vez, porque no encontramos cosas sexys que sean cómodas, al menos yo. Si todo sale bien se presenta en otoño". Además, confiesa que está haciendo un homenaje a Marilyn Monroe a través de las redes sociales, con 36 fotografías y una frase dedicada a las mujeres cada mañana. "Creo que fue una mujer con un talento enorme, muy entregada a su trabajo pero que no supo gestionar el éxito. Es como un mensaje hacia todas las mujeres, porque creo que todas las mujeres son creadoras".

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie