Imagen 23/24
Emma Watson, encantada de rodar con Alejandro Amenábar, un director 'de inmenso talento'

Emma Watson, encantada de rodar con Alejandro Amenábar, un director 'de inmenso talento'

La actriz Emma Watson, que acaba de presentar Noé, encara su siguiente proyecto, Regression, de Alejandro Amenábar, un director del que es gran admiradora y con el que está encantada de trabajar pues "tiene un talento inmenso". Regression es un thriller sobre un padre acusado de cometer un crimen que no recuerda, pero aún no se conocen muchos detalles, salvo que lo protagonizarán Watson y Ethan Hawke. "Me encanta trabajar con directores que se apasionan con locura con su trabajo, que se involucran con cada aspecto de la película, que escriben, dirigen, producen, que tienen una visión muy concreta de lo que quieren alcanzar y hacen mi rol de actriz más fácil", señala Watson en una entrevista con Efe. "Alejandro es de esos. Soy una gran admiradora de su trabajo, tiene un talento inmenso. Además es un nuevo tipo de papel para mi, muy intenso, un thriller, y estoy deseando empezar", añade. Watson rodó su primer Harry Potter con sólo diez años y, durante una década, su vida profesional estuvo atada a cada uno de los ocho episodios de la multimillonaria saga mágica, pero a sus 23 años, y después de haberse tomado un tiempo para pensar, tiene claro que ahora le interesa más el cine de autor. "Empecé a trabajar siendo muy joven y llegado un punto me di cuenta de que necesitaba tomarme tiempo para mi, para averiguar qué quería hacer de verdad, quién era y en qué dirección moverme, y estoy muy contenta de haberme tomado ese tiempo para pensar", afirma la actriz. Mi semana con Marilyn, Las ventajas de ser un marginado o The Bling Ring de Sofia Coppola son algunos de los títulos que ha sumado a su currículum en su nueva etapa hacia la madurez, además de la bíblica Noé, de Darren Aronofsky, que ha presentado en Madrid. En Noé, la visión dramática y ecologista de Aronofsky sobre el diluvio universal, Watson interpreta a Ila, una huérfana a la que el profeta acoge en su familia siendo un bebé y que con el tiempo se enamora de uno de sus hijos, Sem (Douglas Booth). "Ella es muy vulnerable pero al mismo tiempo demuestra sabiduría y fuerza, y tiene una relación especial con Noé. Es una historia inspiradora, que habla de supervivencia y de la fuerza del espíritu humano, pero también de la fe y de nuestra relación con lo divino", comenta la actriz. Una de las razones por las que le gustó el guión es precisamente esa fortaleza de las mujeres en la película. "Su visión es tan valiosa como la de los hombres y tienen un rol crucial en la historia. Darren como guionista valora y respeta a las mujeres", opina. Y aunque el rodaje fue duro, y sobre todo frío, también en ese terreno ahí tiene algo que agradecer a Harry Potter. "Me acostumbré a aguantar el frío, a trabajar con efectos especiales, a las escenas de acción", señala. Noé ha sido "ese tipo de trabajos en los que tienes que aguantar el frío durante cinco horas y estás cansada y tienes que hacerlo de nuevo. Pero me siento feliz de haber tenido esta experiencia". VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie