Imagen 25/28
El Taj Mahal ya no es blanco

El Taj Mahal ya no es blanco

El célebre mausoleo construido para el emperador musulmán Sha Jahan en honor a su esposa favorita, Mumtaz Mahal, está perdiendo su original color blanco. El monumento funerario ha adquirido un tono amarillento debido, según las autoridades indias, a la contaminación producida por el tráfico y la actividad industrial. La solución propuesta  para devolverle todo su esplendor consiste en un tratamiento a base de arcilla en la fachada, para después enseyasarlo y limpiarlo

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie