Imagen 18/23
Julio Iglesias finaliza su gira española en el Starlite Festival de Marbella

Julio Iglesias finaliza su gira española en el Starlite Festival de Marbella

El cantante Julio Iglesias ha celebrado esta noche el último concierto de su gira española en el Starlite Festival de Marbella (Málaga), en el que ha recorrido su dilatada carrera musical, repleta de éxitos, durante una hora y cuarenta y cinco minutos, donde ha cantado en varios idiomas y ha registrado un lleno absoluto. El espectáculo ha arrancado a las 22,15 horas con el tema Amor, amor, al que han seguido Natalie y La gota fría, en un auditorio abarrotado en el que han predominado los rostros maduros y la lengua española, y al que han acudido 3.000 personas, según han informado a Efe fuentes de la organización. El artista de habla hispana más reconocido a nivel mundial, ha ofrecido hoy a su público de Marbella un repertorio con los mejores éxitos de su carrera musical, que ya acumula 43 años de experiencia, donde ha cantado en varios idiomas, como el castellano, el inglés y el francés, haciendo con ello gala de su internacionalismo. "Manos arriba" para cantar My sweet lord, ha pedido Julio Iglesias a los asistentes, que aunque no se han animado a cantar el estribillo, sí lo han seguido con las palmas. "Qué lastima que pase cantando el puñetero tiempo", ha señalado el vocalista para introducir "Manuela", mientras la gente seguía llegando al recinto y amontonándose al fondo a las 22,50 horas. El cantante, que mantiene una relación muy directa con la Costa del Sol, ya que tiene su residencia en Ojén (Málaga), municipio cercano a Marbella, ha destacado que esta es una noche muy importante para él, ya que "duermo en mi casa, me despierto en mi casa, y tengo a mi familia aquí con ustedes, que son más que mi familia". Ha agradecido a sus fans el vivir una "vida intensa" como la que le han dejado vivir, viajando de país a país, lo que le ha hecho "entender mejor las cosas pequeñas" y a la gente, "no ser culpable nunca hasta que se demuestre", y por supuesto, "no juzgar a nadie", ha declarado, lo que ha provocado el aplauso de sus seguidores. Julio Iglesias ha lanzado estas declaraciones en un momento en el que se haya inmerso en un presunto caso de malversación de fondos por unos pagos que realizó la comunidad valenciana al artista en 1997. Con su forma estática de interpretar, ha cantado al amor en solitario y a dúo con sus coristas, y se ha animado con varios géneros, deleitando a sus seguidores con boleros, rancheras y tangos, incitándolos a participar en numerosas ocasiones con un "a ver Marbella". Para terminar, ha retomado "Me va, me va", donde ha realizado un amago de desprenderse de la chaqueta y se ha arrancado la corbata, que lanzada al público, ha despertado la excitación de sus fans como si de quinceañeras se tratara, para despedirse con un "me va Marbella". Por sinergias de la vida, el cantante ha ofrecido hoy el último concierto de su gira mundial en España en la cantera de Nagüeles, ubicada en Marbella, lugar de donde se extrajeron las piedras para construir el recinto portuario Puerto Banús, que el propio artista inauguró con un concierto en 1970, al que asistieron la Princesa Grace de Mónaco y el Aga Khan; y donde hay una calle con su nombre desde 2002. La organización se ha visto desbordada ante la masiva respuesta del público al espectáculo que ha dado esta noche el cantante, que ha registrado una numerosa afluencia de público que se ha desplazado hasta el recinto y largas retenciones en su acceso, lo que ha provocado que muchos asistentes hayan disfrutado del concierto de pie. Julio Iglesias ha editado 80 discos en todo el mundo, de los que ha vendido más de 300 millones de copias, ha sido galardonado con 2.600 discos de oro y de platino, un premio Grammy y un American Music Award, y cuenta con una estrella en el paseo de la fama de Hollywood. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie