Imagen 17/21
El príncipe Naruhito visita los biombos japoneses que se exponen en el Museo del Prado

El príncipe Naruhito visita los biombos japoneses que se exponen en el Museo del Prado

El príncipe heredero de Japón, Naruhito, que se encuentra en viaje oficial a España, ha visitado los dos biombos japoneses de la Escuela de Rimpa, una de las más importantes de la tradición pictórica nipona, que se expondrán en el Museo del Prado hasta el próximo 7 de julio. Junto al presidente del Patronato del Museo, José Pérez Llorca, y del director del Prado, Miguel Zugaza, el príncipe heredero ha visitado también la muestra de 26 estampas japonesas de los fondos de la pinacoteca, nunca antes exhibidas, así como Las Meninas. Los dos biombos, que han llegado al Prado con motivo del Año Dual España-Japón, han sido prestados por el Museo de Arte Seikado Bunko de Tokio y el Museo Nacional de Tokio. Se trata de Grulla y ciervo y Plantas y flores de las cuatro estaciones junto a un arroyo, pintados sobre papel dorado y pertenecientes al período Edo (1603-1868), y que son considerados unos extraordinarios ejemplos de la llamada Escuela Rimpa. La Escuela Rimpa utilizó un estilo decorativo de gran sofisticación iniciado por el pintor Tawaraya Sotatsu a comienzos del siglo XVII y que continuaron los hermanos Korin en el XVIII. Coincidió con un largo período de aislamiento cultural en la historia de Japón. Grulla y ciervo es obra de Ogata Korin (1658-1716), que trabajó ajeno a toda influencia china o de otras culturas, destacando por su colorismo excepcional, especialmente apreciable en su dominio de las distintas tonalidades de blanco, y su técnica casi impresionista, con formas simples e idealizadas, tendiendo a la abstracción. Casi cien años después, entorno a 1800, Sakai Hoitsu, creó sus obras en homenaje a Korin y fue el autor de Plantas y flores de las cuatro estaciones junto a un arroyo, que se caracteriza por su realismo y un sentido muy refinado de la belleza utilizando colores vivos sin sombreado. Junto a estas dos obras, El Prado muestra también ejemplos de las diversas técnicas de estampación japonesa como 'sumizuri-e' (un solo taco de madera estampado con tinta negra) o 'nishiki-e' (varios tacos de madera estampados cada uno con una tinta diferente), una colección que permanecerá abierta al público hasta el 6 de octubre.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie