Imagen 7/29
Montserrat Caballé recibe un emotivo homenaje en el Teatro Real: 'Estoy pachucha pero me estoy reponiendo'

Montserrat Caballé recibe un emotivo homenaje en el Teatro Real: 'Estoy pachucha pero me estoy reponiendo'

Dueña de un fiato sin igual; exhumadora del repertorio y reina del bel canto, "la Caballé", la "bravísima diva", ha recibido en Madrid el emocionante y emocionado homenaje del Real, que ha satisfecho una deuda con ella aunque ella, aún "pachucha", sea poco partidaria de esos reconocimientos. "No soy amiga de grandes homenajes. Pertenecen a una época a la que yo no pertenezco. En la vida se trata de hacer bien el trabajo y sorprende que te quieran homenajear por eso. Es una forma de afecto y cariño pero quien se lo merece son los compositores", dijo la artista a EFE poco antes de asistir, sentada en el palco 7, al concierto. Desde su asiento escuchó cómo seis sopranos, entre ellas su hija, Montserrat Martí, interpretaban las piezas con las que ella consiguió sus grandes éxitos en Madrid, y recogió las cerradas ovaciones con las que el publico la recibió y la despidió. Montserrat Caballé agradeció en declaraciones a EFE a todos "los amigos" que le montaron "la fiesta" su atención, especialmente a Joan Matabosch, intendente del Real, y a José Antonio Campos, que la llevó "infinidad" de veces a actuar a Madrid. Pero por encima de todos quiso destacar a su hermano Carlos, sin el que no habría hecho la "carrera" que la ha convertido en una figura reconocida en todo el mundo. "Su guía ha sido la verdadera lección que he recibido en la música. Hace 60 años me dijo que yo sería el barco y él el capitán y que me llevaría a los mejores puertos y no me dejaría ir a otros. A veces peligrábamos juntos por mi tozudez, pero aquí estamos", ha rememorado vestida de negro y con un pañuelo en tonos rojos y fiel a su característico peinado. Aseguró que "empieza a estar mejor de salud" aunque sigue mal de movilidad: "en dos años he tenido dos operaciones muy delicadas y me han dejado 'pachucha' pero me estoy reponiendo. Esta noche no cantaré nada, aún me falta un mes o así para eso", añadió riéndose. "Les prometo que cuando pueda volver a caminar normal volveré a esta casa a cantar las piezas que quieran oír, siempre que pueda cantarlas, porque claro tengo 81 años y hay cosas que no me quedan bien", dijo ante las risas del público.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie