Imagen 10/10
Armie Hammer entra en rehabilitación para tratar sus adicciones

Armie Hammer entra en rehabilitación para tratar sus adicciones

A mediados de enero, la polémica protagonizada por Armie Hammer dio la vuelta al mundo. Un mensajes filtrados de contenido sexual, explícitos y sádicos por parte del actor hacia algunas de sus ex-parejas hicieron que su carrera se pusiera en stand-by, cancelando todos sus proyectos actorales y siendo despedido de WME, su agencia de representación. Seis meses después de las acusaciones de canibalismo y acoso, Hammer, de 34 años, ha ingresado en un clínica de rehabilitación para tratar sus adicciones. Así lo ha confirmado su entorno para la revista Vanity Fair. Acorde el medio, Hammer habría abandonado las Islas Caimán él solo, donde estaba residiendo desde el mes de marzo junto con su ex mujer Elizabeth Chambers y sus dos hijos, para ingresar de manera voluntaria en la clínica de rehabilitación. Dos fuentes cercanas aseguran que ingresó el pasado 31 de mayo y que ya lleva más de una semana de tratamiento. Fue precisamente la ayuda de su exmujer por la que decidió pedir ayuda profesional, ya que según la fuente, Hammer estaba "pidiendo ayuda" y "prometiendo quedarse en las instalaciones de Florida", lugar donde se encuentra la clínica, "el tiempo necesario para curarse". Chambers y Hammers se casaron en 2010 y se separaron el verano pasado, tras diez años de matrimonio. La pareja tiene dos hijos, Harper Grace, de 6 años, y Ford Armand Douglas, de 4. "Esta es una clara señal de que está recuperando el control de su vida y sabe que esto es un paso hacia su bienestar general", ha añadido un amigo de Hammer.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie