Máxima de Holanda desconsolada tras la pérdida de su padre, Jorge Zorreguieta

Máxima de Holanda desconsolada tras la pérdida de su padre, Jorge Zorreguieta

El dolor de Máxima de Holanda tras la pérdida de su padre se ocultaba tras una cortina de dedos cuando horas después la Reina abandonaba el hospital en el que se produjo el fallecimiento de Jorge Zorreguieta el pasado martes, 8 de agosto, en Buenos Aires, tras una larga lucha contra una variante de linfoma no Hodgkin que padecía desde hace años. La reina Máxima, que aterrizó en Buenos Aires el sábado por la mañana según informaron los medios del país, estaba presente en la clínica en el último momento de vida de su padre. El canal de televisión Todo Noticias mostró imágenes a la soberana llegando al centro médico en la mañana del martes (hora local) con evidente preocupación. Unas horas después Jorge Zorreguieta fallecía "como consecuencia de un linfoma complicado con una infección respiratoria", según el comunicado del director de la Clínica Fundaleu, Miguel A. Pavlovsky. La Reina había pasado el fin de semana en Buenos Aires, al lado de su padre. El lunes a primera hora estaba previsto que la Reina regresara a Ámsterdam -de hecho, los medios locales lo dieron por hecho-, pero según informaciones del periódico Clarín, la Soberana habría decidido quedarse en Buenos Aires, debido a la extrema gravedad de Jorge Zorreguieta. VER NOTICIA >>