María Ángeles Grajal, el gran amor y apoyo de Jaime Ostos hasta el final

María Ángeles Grajal, el gran amor y apoyo de Jaime Ostos hasta el final

Era el amor de su vida y la mujer que le acompañó, contra viento y marea, hasta el final. María Ángeles Grajal no fue la primera ni única esposa que tuvo Jaime Ostos, fallecido este sábado de un infarto a los 90 años, pero sí la persona que más tiempo pasó con el torero. En los buenos y malos momentos, la neumóloga siempre estuvo al lado de su marido durante las últimas casi cuatro décadas. Se casaron por lo civil en San Lorenzo de El Escorial (Madrid) el 6 de marzo de 1987, pero su relación había comenzado mucho antes cuando cristalizaron su romance con el nacimiento de su hijo Jacobo. Desde entonces y a pesar de los no pocos altibajos que vivieron, incluido un amago de ruptura, la pareja se mostraba inseparable y juntos acudían a todos los actos públicos, eventos, celebraciones o corridas de toros donde se dejaban ver. Frente al ímpetu en ocasiones desaforado y la verborrea avasalladora de su esposo, la doctora hacía gala de su reconocida elegancia y exquisita educación. VER NOTICIA >>