Imagen 1/30
La princesa Marie, la mejor animadora de su esposo, el príncipe Joaquín, en el Gran Premio de coches históricos

La princesa Marie, la mejor animadora de su esposo, el príncipe Joaquín, en el Gran Premio de coches históricos

La princesa Marie se tomó la noche libre el pasado viernes para asistir con unas amigas al desfile de Malene Birger, incluido en la semana de la moda de Copenhague. La cita fue en las antiguas instalaciones de la cervecera Carlsberg, ahora reconvertidas para usos artísticos. Marie, que parece haber sustituido a su cuñada la princesa Mary como representante de la realeza en el mundo de la moda danesa, siguió con atención los desfiles por la pasarela y se mostró muy interesada en las nuevas creaciones de Birger.  Como es habitual, al desfile acudieron muchos famosos, entre ellos, los acompañantes de Marie, como la actriz Ellen Hillingsø y la condesa Jean Ahlefeldt-Laurvig. Al día siguiente, Marie y los príncipes Nicolás y Félix se acercaron al Fælledparken de la capital danesa para animar al príncipe Joaquín en el Gran Premio para coches históricos, en el que participaba como todos los años, mientras que el pequeño Enrique se quedaba en casa. Marie acaparó la atención con un conjunto muy veraniego y juvenil: una blusa blanca y roja y unos vaqueros ajustados. La princesa se mostró siempre muy sonriente y de buen humor, especialmente cuando su esposo bromeó ante la prensa sobre un incidente ocurrido durante los entrenamientos previos a la carrera, cuando Joaquín se estrelló contra el coche de un compañero. "Fue una prueba para ver si los coches aguantaban", dijo bromista Joaquín, si bien admitió que había sido culpa suya.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie