Imagen 3/33
Melania Trump lanza una campaña contra el ciberacoso

Melania Trump lanza una campaña contra el ciberacoso

Melania Trump ha lanzado una campaña centrada en los niños. Su objetivo es luchar contra el abuso de opioides y el acoso en Internet, una misión que ha despertado escepticismo debido al comportamiento hostil en Twitter de su marido, Donald Trump. La campaña, llamada Be Best (Ser mejor), le sirve a la primera dama de Estados Unidos para reclamar el papel que tradicionalmente han ocupado las esposas de los presidentes con la promoción de un cambio social específico, alejado de las disputas partidistas y que permite a las inquilinas de la Casa Blanca dejar su sello en la historia del país. "Como madre y primera dama, me preocupa que en el mundo acelerado e interconectado en el que vivimos, los niños puedan estar menos preparados para expresar o controlar sus emociones, y a menudo, recurran a comportamientos destructivos o adictivos, como la intimidación, la adicción e incluso el suicidio", destacó antes de narrar la historia de una niña llamada Kalani Goldberg y originaria de Arizona que, ante el constante acoso que enfrentaba, llegó a colgar un vídeo en Internet en el que denunciaba: "Todos los días, me estáis haciendo daño. Todos los días os estáis haciendo daño, así que por favor parad. Parad de hacerme daño". La pequeña Goldberg estaba en la Casa Blanca y recibió los aplausos de la audiencia cuando Melania reconoció el valor que había mostrado al contar públicamente lo que le estaba ocurriendo. La primera dama ha recibido críticas por su objetivo, que ya anunció en la campaña electoral, de dedicarse a combatir el acoso en las redes sociales, puesto que su marido no muestra ningún reparo a la hora de emitir cruentas burlas o arremeter contra sus enemigos en Twitter. En su rueda de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, rechazó la idea de que Trump favorezca en Twitter un clima de acoso y aseguró que, desgraciadamente, el hostigamiento en Internet entre niños lleva siendo "problemático" desde hace una década. Como parte de su plataforma Be Best, Melania quiere promover programas que eduquen a las familias de los riesgos de consumir opiáceos durante el embarazo, lo que puede resultar en el síndrome de abstinencia neonatal (NOWS, en inglés), que pone en peligro la vida del bebé. Hasta ahora, Melania Trump ha sido menos activa como primera dama que sus predecesoras, Michelle Obama y Laura Bush, quienes impulsaron varias causas como la lucha contra la obesidad infantil o la promoción de la lectura, respectivamente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie