Imagen 16/30
El penúltimo Emperador de China fue envenenado con arsénico

El penúltimo Emperador de China fue envenenado con arsénico

La ciencia moderna puede haber desenmarañado uno de los grandes misterios de la Historia china: la causa de la muerte de su penúltimo Emperador. Las pruebas forenses han revelado que el emperador Guangxu, que vivió entre 1871 y 1908, murió envenenado con arsénico hace 100 años. Los expertos analizaron dos cabellos de Guangxu en los que encontraron una cantidad de arsénico 2.000 veces superior a la de cualquier ser humano, cifra que les llevó a concluir que el fallecimiento se debió a "un envenenamiento agudo de arsénico". El hallazgo culmina un proyecto científico que se inició en 2003 y fue desarrollado por el Instituto de Energía Atómica de China (CIAE, siglas en inglés) como parte del programa de Compilación de la Historia de la Dinastía PingLa identidad del asesino continúa siendo un misterio. No obstante, Dai Yi, un historiador especializado en la dinastía Qing, emitió sus sospechas acerca de que hubiera sido ejecutado por orden de la emperatriz Cixi. Sostiene esta misma hipótesis El Tiempo de Información, diario cantonés, que apuntó además otros dos nombres como posibles autores del envenenamiento: un sirviente de palacio muy cercano a la Emperatriz, llamado Li Lian Ying, y el autoritario Yuan Shi Kai. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie