Imagen 8/24
Nicoletta, desconsolada en la capilla ardiente de su marido, Pavarotti

Nicoletta, desconsolada en la capilla ardiente de su marido, Pavarotti

Nicoletta Mantovani no podía aguantar el llanto en la capilla ardiente de su marido, Luciano Pavarotti. La que fuera secretaria del tenor estuvo en todo momento acompañada por las hijas mayores del cantante, Lorenza, Cristina y Giuliana, y la hermana de este, Gabriella. La suya fue una historia de amor sorprendente puesto que son treinta y tres años los que separan sus edades. Pavarotti se enamoró de ella cuando aún estaba casado con su primera esposa, Adua Veroni, de la que separó para unir su vida a la de Nicoletta. Con ella, tuvo dos gemelos, niño y niña, pero debido a su nacimiento prematuro, el niño no sobrevivió. Fue un duro golpe para la pareja que volcó en la pequeña Alice, que ahora tiene sólo cuatro años, todo su cariño. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie