Imagen 8/12
Los nietos del Rey le llenan de besos y abrazos en su despedida de sus vacaciones de verano en Mallorca

Los nietos del Rey le llenan de besos y abrazos en su despedida de sus vacaciones de verano en Mallorca

Después celebrar por todo lo alto el final de la 30º edición de la Copa del Rey de Vela y tras la emoción que vivió don Juan Carlos al entregar a su amigo y armador del 'Bribón', José Cusí, el trofeo que le acreditaba como ganador de su categoría, la familia disfrutó de una cena en Puerto Portals, la zona de veraneo en la que se dejan ver habitualmente. Sólo faltaba el Rey, que antes de abandonar la isla quiso despedirse de todos. Tras la cena, la reina Sofía, que llevaba cogidas de la mano a sus nietas, Victoria e Irene, que al igual que sus primas llevaban idénticos abanicos azules, se dirigieron a la parte trasera del restaurante, junto a los príncipes de Asturias, la infanta Elena y los duques de Palma. Uno por uno se fueron acercando a la ventanilla del coche en el que viajaba de copiloto y le dieron una cariñosa despedida, sobre todo sus nietos, que llenaron al monarca de besos y abrazos. El primero en decirle 'adiós' a su abuelo fue Juan, el hijo mayor de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, seguido de los hijos de la infanta Elena, Felipe y Victoria, y los otros tres hijos de los duques de Palma, Miguel, Pablo e Irene, aunque como la pequeña no llegaba a la ventanilla Felipe y Miguel la subieron en brazos para que pudiera despedirse de don Juan Carlos. Después se acercaron Sofía y Leonor, su madre, la princesa Letizia, y los duques de Palma. Los últimos, la Reina y el príncipe Felipe que sin duda le desearían un buen viaje de regreso. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie