¿Puede mi piel llegar a estar demasiado limpia?

¿Puede mi piel llegar a estar demasiado limpia?

Aunque pueda sonar raro, lo cierto es que sí. Quién te lo iba a decir, ¿verdad? No es cuestión de decir adiós al agua y al jabón hasta nuevo aviso, pero sí que es cierto que a la piel le sienta mejor saltarse alguna ducha que intentar dejarla limpia a toda costa hasta sacarle el brillo que no tiene, sobre todo en el caso de cutis delicados. VER NOTICIA >>