Imagen 21/34
España coloca 3.000 millones de euros pero sube el interés del bono a 10 años

España coloca 3.000 millones de euros pero sube el interés del bono a 10 años

El Tesoro Público ha colocado hoy 3.000 millones de euros en bonos y obligaciones, su objetivo máximo de emisión, pero a costa de ofrecer una rentabilidad del 5,197 por ciento y del 5,62 por ciento en los bonos a 3 y 5 años, y del 6,50 por ciento en la deuda a 10 años, la más elevada para estos últimos desde noviembre de 2011. En esta primera subasta desde la cumbre europea en la que se acordó la recapitalización directa de la banca, el Tesoro ha colocado 1.238,7 millones en bonos a tres años con una rentabilidad del 5,197 por ciento, frente al 5,51 por ciento de la anterior subasta de esta denominación, celebrada el 7 de junio. También se han colocado 1.014,7 millones en bonos a 5 años, aunque vencen en sólo 4, con un rendimiento del 5,62 por ciento, más alto que el 5,44 por ciento de la puja anterior. Asimismo, el Tesoro ha captado 747,21 millones en obligaciones a diez años, aunque ha tenido que ofrecer un rendimiento marginal del 6,50 por ciento, superior al 6,12 por ciento de la subasta anterior y el más alto desde noviembre de 2011, cuando superó el 7 por ciento. Pese al alza del interés de esta denominación, la demanda de las entidades compradoras ha más que triplicado los 747,21 millones finalmente adjudicados, ya que se ha situado en 2.377 millones de euros. También el importe conjunto solicitado de las tres denominaciones subastadas hoy ha superado con mucho el objetivo de colocación del Tesoro, que oscilaba entre 2.000 y 3.000 millones de euros, ya que ha sumado 7.800 millones, lo que sitúa el ratio de cobertura en 2,3 veces. La subasta se produce en un momento de gran tensión en los mercados, con la prima de riesgo española en 506 puntos básicos, debido, según los analistas consultados, a las presiones ejercidas en los últimos días por los inversores para beneficiarse de tipos de interés más altos. Asimismo, la puja se produce pocas horas antes de la reunión en la que el Banco Central Europeo (BCE) recortará, previsiblemente, el tipo de interés oficial en un cuarto de punto, hasta dejarlo en el 0,75 por ciento, un nivel mínimo histórico en la zona del euro, según coincidieron en señalar ayer los analistas consultados por EFE.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie