Imagen 23/24
Termostatos que mejoran la calidad de tus duchas

Termostatos que mejoran la calidad de tus duchas

Pocas cosas hay más placenteras en esta vida que una buena ducha. Una de esas duchas con suficiente caudal de agua como para sentir que estás bajo una cascada. Y con la temperatura perfecta. La que a ti te va: muy caliente; fresca o templada, casi fría. Porque aquí, como en todo, en la variedad está el gusto. Pero si en algo estamos todos de acuerdo es en calificar de desagradable la sensación de no conseguir la temperatura adecuada para la ducha. O la de sufrir la bajada de la presión y, por tanto, el cambio brusco de la temperatura del agua, cuando acciona otro grifo de la casa. VER NOTICIA >>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie