bolsos-iconicos

Un siglo de historia de la moda en los 9 bolsos más icónicos

Del 'Kelly' de Hermès al 'Le Chiquito' de Jacquemus, repasamos los modelos favoritos de las 'celebrities' que han traspasado las tendencias

por Amaia León

El poder de un buen complemento es algo en lo que todos los insiders de la industria de la moda coincidirían. De diseñadores a estilistas y modelos, sea cual sea su estilo, estarían de acuerdo en que "los accesorios son como vitaminas para la moda", como los compara Anna Dello Russo. O en que tienen la capacidad de "hacer un look único", según la definición de Yves Saint Laurent. Pero entre todos los complementos, hay una pieza que siempre ha destacado por encima de zapatos, joyas o sombreros. Hablamos de los bolsos, y es que existen modelos que han superado la categoría de "accesorio" para convertirse en auténticos iconos capaces de explicar la historia. Por ejemplo, los 9 bolsos que siguen, famosos por el momento en el que se crearon o por quién los llevó, pero sobre todo por traspasar las tendencias y no dejar nunca de estar de moda.

'Kelly' de Hermès

Este bolso de silueta lady se diseñó en los años 30 y supuso una revolución por su amplitud: permitía llevar muchas más cosas que los modelos de mano que estaban de moda en esa época. Sin embargo, realmente se hizo famoso dos décadas después, cuando la princesa de Mónaco Grace Kelly lo adoptó como su favorito... ¡y lo utilizó para ocultar su embarazo! Desde entonces, adoptó el nombre con el que hoy lo conocemos y se ha reeditado en decenas de tamaños, colores y acabados, convirtiéndose en uno de los bolsos más deseados de todos los tiempos.

'Speedy' de Louis Vuitton

Fue creado en 1930 como bolsa de viaje, especialidad originaria de la maison Vuitton, con una silueta similar al bolso Keepall, y su nombre fue cambiando: de Express (en referencia a los nuevos medios de transporte) pasó a Vernett (por la calle parisina) para bautizarse finalmente como Speedy. Entre las miles (millones) de mujeres que lo han llevado en estos 90 años de vida, una de las más importantes fue la actriz Audrey Hepburn, pues pidió que diseñaran una versión más pequeña para ella, el Speedy 25, en 1965. Su lona Monogram lo hace uno de los bolsos más reconocibles, pero también uno de los más imitados.

'2.55' de Chanel

Aunque a menudo se confunde con el 11.12, una reedición que Karl Lagerfeld diseñó en 1983, el bolso original de Chanel fue creado por la mismísima Gabrielle "Coco" en febrero de 1955 (como puede leerse en ese 2.55 que le da nombre). Añadirle una cadena larga a modo de asa no fue una mera decisión estilística, sino que liberaba a las mujeres de tener que llevarlo constantemente en la mano. A día de hoy, cuando se acerca a su 70 cumpleaños, este diseño guateado sigue siendo el gran icono de la maison; una pieza con la que muchas chicas, fanáticas de la moda o no tanto, sueñan con tener en su armario porque simboliza la máxima elegancia parisina y nunca pasa de moda.

'Amazona' de Loewe

Otro bolso que reflejó un cambio social es el Amazona de Loewe. Fue lanzado por la firma española en 1975, cuando comenzaba una nueva etapa, sobre todo para las mujeres, de apertura y modernización en nuestro país, dos conceptos que este accesorio ligero y práctico buscaba transmitir. El primer modelo, confeccionado en ante cámel, fue ya un superventas, pero esta historia de éxito no ha impedido que cada uno de los Amazona que salen a la venta hayan sido sometidos a rigurosos procesos de calidad para asegurar que cada una de sus piezas es perfecta.

'Birkin' de Hermès

La firma francesa tiene otro bolso entre los más icónicos del último siglo de la moda, también con nombre de mujer. En este caso, es el de la actriz Jane Birkin, quien, en un vuelo junto a Jean-Louis Dumas, gerente de Hermès, le explicó que no encontraba un modelo que se adaptará a su nueva vida como mamá primeriza. Dumas dibujó un bolso para ella, con portabiberones incluido. Era 1984 y así, en un avión París-Londrés, nació uno de los bolsos más importantes de la historia... y también uno de los más caros: el Diamond Himalaya Birkin, confeccionado en piel de cocodrilo blanco, se subastó en 2017 por 380.000 dólares, el equivalente a unos 340.000 euros en ese momento.

'Lady Dior' de Dior

Otro bolso que cambió de nombre por una mujer fue el Chouchou de Dior. Lanzado por primera vez en 1994, la primera dama francesa Bernadette Chirac y Bernard Arnault, director general de LVMH Group, se lo regalaron a Diana de Gales en una visita a París, un año después. Lady Di lo estrenaba en un acto pocas semanas después y su foto, abrazando a un niño y con el bolsito en la mano, se vió en todo el mundo. Entonces la firma francesa relanzó el modelo, en su colección de 1996, bajo un nuevo nombre: Lady Dior.

'Baguette' de Fendi

Carrie Bradshaw no ha sido, ni de lejos, la única obsesionada con este bolso mini diseñado para llevar colgado debajo del brazo. Desde que Silvia Venturini Fendi lo ideó en 1997, ha conquistado a mujeres de todo el mundo, incluida Sarah Jessica Parker, quien diera vida a la famosa escritoria de Sexo en Nueva York. De hecho, la actriz se convirtió en embajadora del relazamiento del Baguette en 2019, el comienzo de su nueva etapa como supertendencia.

'Knot' de Bottega Veneta

Fue diseñado en los años 60, pero su fama ha sido mucho más reciente, cuando royals de todo el mundo lo han adoptado como su clutch favorito. La reina Letizia, Máxima de Holanda o Rania de Jordania han sido algunas de las mujeres unidas por este elegante bolso de mano. Si bien millennials o Generación Z pueden considerarlo algo clásico, el trenzado que lo distingue también está presente en los nuevos accesorios con los que Bottega Veneta ha conquistado a las más jóvenes.

'Le Chiquito' de Jacquemus

En este repaso por bolsos que han hecho historia no podía faltar el diseño que, hace un par de años, enfrentó a las expertas en moda: ¿puede un bolso en el que no cabe ni tu móvil -pero tiene precio de artículo de lujo- convertirse en superventas? La respuesta es sí, como Jacquemus (una de las firmas que más ha despuntado en la última década) demostró con Le Chiquito en su colección de Otoño/invierno 2019. Gracias a modelos e influencers, de las hermanas Hadid a Rihanna, el bolso pasó rápidamente a considerarse un icono, permitiendo reediciones tan increíbles como Le Petit Chiquito, que apenas mide 5,3 cm x 4,3 cm x 1,5 cm (un tamaño mucho inferior al de una tarjeta de crédito).

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie