Kim Kardashian

Kim Kardashian y Priyanka Chopra, dos formas de impactar con un vestido de fiesta

La ciudad de Nueva York acogió anoche a algunas de las invitadas más deseadas en la industria de la moda

por Mara Mariño

Tener como invitadas a Kim Kardashian y Priyanka Chopra a cualquier fiesta supone el éxito de convocatoria asegurado. Ambas acudieron anoche al Studio 525 en Nueva York con motivo del lanzamiento de la nueva colección de Tiffany & Co, la Blue Book Collection. Y ambas interpretaron sus códigos de fiesta con vestidos muy distintos. La empresaria optó por un sugerente diseño, con cut outs, de corte estival con caída vaporosa. La cintura de talle alto, se unía por delante a la pieza de tirantes que dejaba a la vista el escote, una forma que favorecía la silueta de reloj de arena de la actriz. Además, las estratégicas aberturas del talle así como la espalda baja, mostraban esas partes de su cuerpo que -ella personalmente- se encarga de contar cómo las entrena con dedicación a través de Instagram, su red social más activa.

El diseño, de Rick Owens, recordaba a un vestido de la misma marca que la protagonista de Keeping Up with the Kardashians llevó hace unos meses, un conjunto de dos piezas con el que acudió a los CFDA Fashion Awards del mismo color que también dejaba a la vista su cintura. En esta ocasión, ya que el evento estaba ligado a la presentación de una selección de piezas exclusiva de la marca de joyas, Kim Kardashian lució una choker de diamantes a juego con las piedras de la marca organizadora del evento así como sandalias de plataforma transparentes de PVC. 

Por su parte, Priyanka llevó un vestido de malla metálica con una abertura en el lateral que dejaba parte de su pierna a la vista tipo slip dress con tirantes espagueti, un modelo que recordaba a los vestidos de fiesta de 1990. Al igual que Kim Kardashian, la intérprete india escogió unas sandalias de plástico, ya que el calzado de PVC es una de las tendencias estrella esta temporada. No faltaba como complemento el anillo de pedida con el que Nick Jonas le propuso matrimonio hace unos meses, que es, en palabras de la artista, su joya favorita.

Pero no fueron las únicas invitadas que impactaron en la noche neoyorquina. El furor por la moda de los 90 también fue la inspiración del vestido que llevó Josephine Skriver. La modelo danesa de Victoria's Secret vistió un diseño rosa claro con la cintura drapeada y falda de corte asimétrico. Su elección de joyas fue la más discreta ya que el estilo de la modelo es bastante juvenil. Por último, para completar su look escogió el calzado en color nude, un recurso muy utilizado para sumar centímetros, concretamente unas sandalias de tacón de pulsera que se abrochaban en el tobillo.

Quien puso el toque minimalista al evento fue Zoe Kravitz. El gusto de la actriz, que se caracteriza por la sencillez, se vio totalmente reflejado en su conjunto. Quien fuera imagen de la campaña de la marca de lujo el año pasado, combinó un top negro palabra de honor con una falda larga, uno de los colores que más utiliza en sus estilismos de alfombra roja junto con el blanco. El toque informal lo puso su manicura, en verde lima y un bolsito mini que llevaba agarrado con la mano por el asa.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie