Olivia Palermo

¡Atención bajitas! Olivia Palermo elige las dos compras decisivas del otoño

La empresaria recupera el abrigo tres cuartos y el botín negro entre las primeras grandes apuestas de la temporada

por Mara Mariño

La agenda de Olivia Palermo está repleta de eventos y presentaciones durante la Semana de la Moda de Nueva York, por lo que resulta relativamente fácil poder ver a la empresaria varias veces al día acudiendo a los desfiles. Para sus citas con la pasarela como invitada de honor (recordemos que es una de las incondicionales del front row), la neoyorquina ha optado por unos estilismos con un común denominador. Y es que la empresaria parece haber dado con la clave a la hora de llevar cualquier combinación otoñal, por lo que se ha podido ver examinando sus últimos conjuntos de street styleun abrigo tres cuartos estampado y unos botines negros de taconazo. Ambos básicos por lo que deja ver la influencer, son aliados perfectos para crear looks de superposiciones. En concreto Palermo recurre al sencillo gesto de colocar sobre los hombros las prendas de abrigo cuando quiere sumar puntos a nivel de estilo.

VER GALERÍA

La presentación de la nueva colección de Tibi fue uno de los primeros espectáculos con los que Olivia Palermo inauguró la semana. La marca cuyo rasgo distintivo es el minimalismo, se limita a jugar con la variedad de colores dejando que la prendas formen looks en monocolor. Teniendo en cuenta la filosofía de la firma americana, la it girl apostó por un estilo totalmente inspirado en la nueva colección de la marca, concretamente en uno de los looks de pasarela con los que presentaron la colección otoño-invierno 2018-2019 el año pasado.

Aunque el estilismo de Tibi mezclaba un traje marrón con un jersey naranja neón y unos botines blancos, la empresaria le dio su toque personal interpretándolo a su manera y adaptando la idea de la marca a su propio gusto. De esta manera, utilizó un traje y abrigo de cuadros, también en marrón, llevando como prenda de impacto un forro deportivo que se trataba de un cárdigan (512 euros). A diferencia del conjunto de pasarela, la socialité también cambió los zapatos escogiendo en vez del calzado blanco, unos botines de Jimmy Choo en negro.

Poco esperó la neoyorquina para repetir la fórmula que tan bien le había funcionado, ya que al día siguiente volvió a presentarse con el binomio formado por el abrigo sobre los hombros y los botines negros. Con motivo de los desfiles que tenía por delante a lo largo de la jornada, Zimmerman y Carolina Herrera, marcas muy femeninas que apuestan por el romanticismo en sus colecciones, el conjunto de Olivia Palermo volvió a adaptarse a las circunstancias.

Con los mismos botines del día anterior, la influencer construyó un estilismo teniendo en cuenta las normas de estilo de las superposiciones, dejando que la prenda base quedara a la vista o mezclando distintas texturas como el contraste entre el peto de cuero de Maison Reefur y el abrigo de Carolina Herrera. Además también siguió la máxima de vestir desde los tejidos más finos a los más gruesos y combinando los colores respetando la sintonía de azules.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie