Candice Sweanepoel

Del trabajo a la playa, las modelos nos avanzan cómo llevaremos las joyas este verano

Lejos de los clásicos, esta temporada el look de festival también se apodera del joyero de Candice Swanepoel o Bella Hadid

por María Muñiz

Aunque últimamente casi parezca lo contrario, el verano está más cerca que nunca. A estas alturas cuesta creerlo, ya que ni siquiera ha habido ocasión de que se convierta en realidad el temido cambio de armario, acompañado por la transformación de nuestros bolsos y zapatos. Pero si algo nos sigue haciendo mantener la esperanza en eso de que el calor llegará es que, independientemente de lluvias y frío, nuestro joyero ya empieza a completarse con color, ligereza y frescura para reinventar cada look. O así lo han confirmado ya las modelos que pueblan las pasarelas más representativas de la moda y, entre ellas, parte del elenco de Victoria’s Secret. Candice Swanepoel, Rachel Barnes o las hermanas Hadid caen rendidas ante una nueva tendencia protagonizada por joyas finas y delicadas, de oro (a veces bronce y plata) y piedra, de inspiración navaja y espíritu festivalero, que dejan atrás a las versiones más clásicas.

VER GALERÍA

Uno de los responsables de poner esta nueva visión de los accesorios más preciados a la orden del día ha sido la firma Jacquie Aiche, que ha convertido a todos estos rostros conocidos en los desfiles mundialmente aclamados en sus claras embajadoras. Así, Rachel Barnes, propone adornar las manos alternando grandes anillos de piedras, pequeñas sortijas de brillantes y otros que se unen a pulseras con eslabones de circonitas o pequeños diamantes que decoran la mano de forma exótica y étnica. O combinar collares largos como hilos de los que cuelgan cuernos gigantes en forma de media luna, estos en su versión más pequeña, como apuntaba Elsa Pataky, o medallas tribales a todo color y piezas de marfil. Todos uperponiéndolos unos sobre otros, acompañados por chocker de cristales y circonitas que estilizan el cuello.

Este mismo gesto lo repite también Candice, que entremezcla collares, aunque más cortos, también de diferentes tamaños para aportar dinamismo y resaltar el escote. La modelo, además, completa estos accesorios llenando sus orejas con pendientes sencillos y pequeños, en forma de cuerno, que uniremos esta temporada a pequeños aros que se distribuyen a lo largo de la oreja, brillantitos y pendientes single restando simetría. Todo con el fin de aportar un carácter juvenil y bohemio a cualquier estilismo, sobre todo para adaptarlo a días de playa o dar aún más significado a nuestro look de festival. Algo que siguen a rajatabla las hermanas Hadid, que apuestan por las joyas hasta en la cintura. Ambas unen sus diferentes collares con un choker que se ajusta al vientre como un cinturón, definiendo y resaltando esa zona de la anatomía.

En definitiva, las nuevas joyas estivales nunca se llevan solas, siempre superpuestas, mezcladas y combinando estilos. Pues, asentándose a medio camino entre las versiones XL y aquellas más minimal, que marca el ritmo desde el verano pasado, pretenden fusionar los dos extremos para reinventar estilismos sencillos, donde la ropa pasa a un segundo plano y los accesorios marcan la diferencia.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie