doutzen-kroes

El mantra de Doutzen Kroes: ¿por qué arriesgar cuando un 'total look' siempre funciona?

Negro de noche; blanco de día. El ex ángel de Victoria’s Secreto revalida su puesto entre las más estilosas con el dúo ganador

por María Muñiz

No sólo de los looks estelares de nuestras actrices favoritas vive la alfombra roja del Festival de Cannes. Entre los miles de rostros conocidos que pueblan estos días la Costa Azul, las modelos bajan de la pasarela ganándose, una edición más y con cada apuesta, los flashes y miradas allí presentes, convirtiendo, además, la entrada al Palais des Festivals en una auténtica pasarela barra batalla de estilos. Tras la aparición apoteósica de Izabel Goulart, esta vez ha sido Doutzen Kroes la responsable de darnos una lección magistral de estilo sobre la alfombra roja, olvidándose de vestidos largos llenos de florituras y reclamando en total black el lugar del traje en ella. Pero también lo ha hecho fuera de las fronteras del dress code marcadas por el festival. Y es que, tampoco solo de estilismos de gala vive La Croisette. Por el día, la maniquí cambiaba el negro absoluto por el blanco impoluto, creando una dualidad entre la Doutzen de día y la Doutzen de noche, que nos daba las claves para arrasar las 24 horas del día a golpe de total look.

“Me sentí genial llevando un traje, diría que me sentí empoderada por “llevar los pantalones” y llevarlo en clave minimal pero con un sentimiento muy fuerte desde dentro”, señalaba en Instagram Doutzen, que lució un esmoquin negro firmado por Tom Ford, con pantalón palazzo, en el que las solapas del blazer creaban un pronunciado escote en uve, aportando sensualidad. “Sobre todo, después de haber tenido una conversación increíble con mis embajadores de L’Oréal sobre la igualdad y lo que la belleza realmente significa”, seguía diciendo Kroes en una publicación realmente reivindicativa y feminista, en la que mostraba su estilismo.

Con ello, la que fuera portadora de las alas de Victoria’s Secret se une a esa lista de mujeres que reivindican la igualdad, incluso y sobre todo, en la alfombra roja. Angelina Jolie en los Bafta de 2014, Evan Rachel Wood o Claire Foy en la última edición de los Globos de Oro fueron ya algunas de las que se atrevieron a romper normas no escritas en los dress codes más exigentes, echando mano de la moda para hacer ver que eran ellas las que llevaban los pantalones. Todo sin olvidar a aquella Jodie Foster que, vestida con un traje de Armani, sacaba al escenario el poder de la mujer al agradecer su galardón por su papel en el silencio de los inocentes: “A la Academia por reconocer a una bella heroína feminista increíblemente fuerte de la que me siento muy orgullosa.”

Así, con su traje negro, Doutzen también ha querido tirar una lanza en favor de la igualdad, luchando por desbancar a los vestidos largos como la única opción de vestimenta para las mujeres en una gala como la de Cannes, pidiendo comodidad en los looks y en las etiquetas en general. Por ello, tal y como apunta, la maniquí quiso lucirlo mostrando esa personalidad masculina que tanto caracteriza al sastre y, en definitiva, su propio espíritu, sin que nada distrajese la atención de este look que reivindicaba sin palabras. Por eso, Kroes tan sólo completó su apuesta con unos salones semi transparentes de Tom Ford, con la punterea metalizada, que daban el toque de luz al estilismo. Y para las joyas, todas de Piaget, sólo un anillo de zafiros, para adornar el dedo índice, y pendientes largos de pequeños diamantes pertenecientes a lo nuevo de la colección Sunlight Escape. 

Pero si el feminista y reivindicativo look de Kroes nos dejó sin palabras durante la última gala del Festival de Cannes, el estilismo que la modelo holandesa lucía para pasear por las calles de la Costa Azul tampoco se quedaba atrás. Doutzen volvía a darnos las claves para dar en el clavo con la tendencia del total look que tan obligatoria es esta temporada. Así, si por la noche apostaba por el riguroso negro, por el día el color blanco fue su aliado. Por la mañana, la maniquí lo apostaba todo a un total look de Calvin Klein de camisa masculina tipo western, con un precio de 129 euros, y pantalón, valorado en 169 euros. Ambas piezas, completadas con detalles en rojo para dar personaliada al estilismo. Dicho look, además, no pasaba desapercibido por haberse convertido en todo un cóctel de tendencias al incluir entre sus piezas la tendencia de los track pants, que adaptan el athleisure a todo aquel que quiera dotar de un carácter deportivo pero discreto a su outfit

En esta ocasión Doutzen completó su look con unos salones bajos, apuesta mucho más todo terreno que la de la noche, que daban elegancia a su look, un básico clutch negro y unas gafas de sol de Polaroid. El modelo 6047/S/X en negro, disponible por 89 euros. En definitiva, una misma mujer con dos looks tan dispares como el día y la noche (y nunca mejor dicho), que nos dan las claves para perderle el miedo a los total looks, invitándonos a apostar por la tendencia a cualquier hora del día.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie