Kendall Jenner truco salir bien fotos

Ojo, el único truco que tienes que saber para salir bien en las fotos es éste de Kendall Jenner

¡De la mano de una auténtica experta! La modelo revela su mejor 'tip' para salir de lujo delante de la cámara

por Ángela F. Del Río

Móviles, cámaras, selfies, fotos en grupo, de familia, disfrutando de una fiesta… inmortalizamos prácticamente todos los instantes felices de nuestra vida y con la llegada de las nuevas tecnologías mucho más, si cabe. Sin embargo, en cuanto vemos la imagen en cuestión, en lugar de rememorar lo grandioso que fue aquel momento, lo único en lo que piensas es “¿pero qué estoy haciendo con la cara?. Sí, a todos nos ha costado en alguna ocasión sacar nuestra mejor sonrisa, hay quien se pone excesivamente nervioso llegado el momento del click y otros que optan por imitar la pose de una celebrity que han visto, evidentemente, sin que el resultado sea proporcional al esfuerzo. Pues sí, parece que posar para una fotografía es todo un arte ¡y las top models conocen sus trucos al dedillo! La última en revelar la clave del “buen posar” ha sido ella: Kendall Jenner.

Olvídate del foco de Alessandra Ambrosio, la famosa e imitada pose Pataky —que a ella le sale de vicio y para nosotras es un ejercicio de contorsionismo— o del cruce de piernas a lo Bella Hadid, ¡esto es infinitamente más fácil! La modelo del klan Kardashian tiene un tip infalible, nada más y nada menos que inclinar la cabeza hacia la derecha y bajar ligeramente la barbilla, de tal forma que se alarga el cuello visualmente, se acentúa la mandíbula y se enmarca el rostro. Fíjate en sus imágenes, las sombras desaparecen y el rostro gana en profundidad.

Además, parece ser que todos tenemos un lado bueno y que, aunque no te hayas parado nunca a sopesarlo ni a mirarlo detenidamente, uno de los dos es ligeramente mejor o al menos más fotogénico que el otro. Por lo tanto, si te preocupa tu forma de salir en las fotografías, lo primero es conocerte a ti mismo y a tus facciones, identificando las muecas, las posturas o ese lado de la cara que desprende magnetismo. Teniendo ya este punto claro, llega el momento de colocar la cabeza en la postura más favorecedora —sin llegar por ello a coger una tortícolis—. Es sencillo, según Kendall todo es cuestión de inclinación, un simple gesto que estilizará tus facciones. Ahora sí, say cheese!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie