Visto en Copenhague

Hace 18 años, doña Letizia fascinó con corsé español en su puesta de largo ante la realeza

Impactó en la preboda de Mary y Federico de Dinamarca, una cita significativa en su historia como 'royal'

Por Luis Javier Merino

En una semana en la que la reina de España nos ha mostrado uno de sus looks más virales (el vestido con cut outs con el que mostraba abdominales), se cumple el aniversario de una de las citas en la que su elección de moda con un corsé español (obra de Lorenzo Caprile) causó sensación internacional. Y es que, el 13 de mayo de 2004, Copenhague se vestía de gala. En la tarde de aquella jornada, distintas Casas Reales de todo el mundo se daban cita en un concierto homenaje a Mary Donaldson y Federico de Dinamarca con motivo de su boda, que se celebraría a la mañana siguiente, es decir, el día 14.

VER GALERÍA

En el Teatro Real de Copenhague

El lugar elegido para homenajear a los novios, Federico y Mary, fue el Teatro Real de la capital danesa. Y hasta allí se desplazaron, entre otras personalidades, don Felipe y doña Letizia. Para ella, este acontecimiento suponía su puesta de largo ante la realeza en un evento festivo. Y para esta ocasión celebrada hace 18 años, eligió un look español que ha pasado a la historia por su elegancia, delicadeza y marcar la diferencia con las elecciones del resto de invitadas.

VER GALERÍA

Lorenzo Caprile, su diseñador de cabecera

Sonriente y del brazo de su futuro esposo (don Felipe y doña Letizia se casarían tan solo nueve días después en Madrid), la actual reina de España eligió como artífice de su look a Lorenzo Caprile, muy popular en la actualidad al ser uno de los jurados del talent show televisivo Maestros de la costura. Y no podía ser otro, pues el madrileño era su diseñador de cabecera para las citas de gala antes de su boda y, posteriormente, como princesa de Asturias.

VER GALERÍA

-Así vistieron el resto de invitadas a la preboda de Mary y Federico de Dinamarca

Tejidos con sello valenciano

En Copenhague, Caprile diseñó para doña Letizia un dos piezas muy elegante que estaba confeccionado con telas de la empresa valenciana de tejidos Rafael Catalá, según expreso deseo de la futura reina de España. Como pieza principal (y más llamativa), se mostraba un corsé dispuesto a modo de chaqueta que marcaba su estilizada figura. Una prenda con escote Bardot que impactaba no solo por su patrón, sino por los brocados de seda que reproducían dibujos de Avignon y los botones-joya. A juego con estos dibujos, se acompañaba esta creación de una falda de raso en color rojo guinda y línea sirena.

VER GALERÍA

-El recuerdo en 'MasterChef' de aquel inesperado vestido rojo de la Reina

Su bolso, un regalo de Lorenzo Caprile

Para culminar su look, doña Letizia llevaba un bolso de mano con ricos borados. Se trata de un complemento que el propio Lorenzo Caprile se lo regaló a la prometida de don Felipe tras adquirirlo en un anticuario. A juego, la futura princesa de Asturias y, posteriormente, reina de España lucía unos zapatos de tacón fino de 10 centímetros, destalonados y forrados en raso color guinda, de Pura López.