Boda religiosa de Carlota Casiraghi

Del look nupcial a las invitadas, así fue la boda religiosa de Carlota Casiraghi hace un año

Un romántico enlace celebrado en el idílico enclave de la provenza francesa

por Paula Callejo

Hace justo un año, el 29 de junio de 2019, tuvo lugar uno de los enlaces reales más esperados de los últimos tiempos: el de Carlota Casiraghi. La hija de Carolina de Mónaco pasaba por el altar junto a Dimitri Rassam en la abadía de Sainte-Marie de Pierredon, situada en Saint-Rémy-de-Provence. Un mes antes la pareja se casaba por lo civil en una ceremonia totalmente privada en la que la novia lució dos vestidos de novia poco convencionales, los cuales contrastaron con el tercer look nupcial, el de la boda por la Iglesia. En Mónaco es bastante común que se celebre por separado la unión civil y la religiosa, por lo que no sorprendió este hecho, pero sí lo hizo el diseño que Carlota escogió. Como es habitual en todo lo relacionado con la nieta de Grace Kelly, hubo mucho secretismo en torno a la boda, hasta el punto de que no supimos la fecha hasta que el Palacio de Mónaco hizo públicas dos fotografías oficiales en las que se desvelaba el día de la ceremonia y, cómo no, el romántico vestido de la novia

VER GALERÍA

El secreto mejor guardado

Carlota quiso tener un guiño con sus tres casas de moda preferidas, con cuyos diseñadores siempre ha mantenido una excelente relación, por lo que cada uno de sus looks nupciales estuvo firmado por uno. El primero, de estética más roquera, era obra de Saint Laurent, mientras que el segundo, que evocaba al glamour de los años 50, llevaba el sello de Chanel, una forma de rendir homenaje a su gran amigo Karl Lagerfeld. El tercero, que, como decimos, llevó en su boda religiosa, se mimetizaba totalmente con el ambiente de la provenza francesa, y se trataba de una creación exclusiva de Giambattista Valli.

El romántico vestido de estética vintage contaba con un falso escote Bardot adornado con una capa de delicado tul de finos motivos vegetales, mangas semitransparentes, cintura entallada y falda vaporosa con detalles de volantes y pequeños bordados. En cuanto al peinado, recogía su melena en un moño bajo con raya al medio coronado con un pequeño tocado de pedrería del que partía un velo corto, un tipo de adorno poco habitual en los looks nupciales de las damas de la realeza pero que encaja a la perfección con el estilo rompedor de la novia. Como joyas, se decantó por un conjunto de colgante y pendientes circulares de diamantes.

- Lee también: Recordamos los mejores looks en la boda civil de Carlota Casiraghi un año después

VER GALERÍA

Carolina, su mejor inspiración

Es cierto que, de primeras, este estilismo podía resultar sorprendente ya que no encaja ni con los dos anteriores ni con la imagen roquera que tenemos de la nieta de Grace Kelly, pero la inspiración podría haber sido su madre o, más concretamente, el vestido que lució la princesa de Mónaco en su boda con Philippe Junot, celebrada justo el 29 de junio de 1978. Ambos comparten escote semitransparente, mangas sueltas y detalles florales bordados. Sin embargo, Carlota actualiza esta imagen al ceñir más el cuerpo para potenciar su silueta. También el cambio de tocado hacia uno más moderno y discreto marca una diferencia notable.

- Lee también: 6 tendencias de primavera que Carlota Casiraghi llevó primero

VER GALERÍA

Las estilosas invitadas

El absoluto secretismo que acompaña siempre a Carlota Casiraghi hizo que todo lo relacionado con su boda fuera totalmente privado, e incluso se pidió a los asistentes que no publicaran nada al respecto en sus redes. Por lo tanto, resultó imposible descubrir, por ejemplo, las elecciones de vestuario del resto de las mujeres de la Familia Real monegasca. Únicamente pudimos ver un par de looks de invitadas que se fotografiaron antes del enlace y compartieron sus estilismos con sus seguidores, como fue el caso de la modelo Bianca Balti. La italiana apostó por su marca estrella, Dolce&Gabbana, con un modelo vaporoso de cuello perkins, cuerpo entallado y mangas abullonadas con detalles elásticos a la altura del codo y los puños. Remató con zapatos negros de punta afilada decorados con un adorno de pedrería. En cuanto al look de belleza, abogó por un semirrecogido con ondas deshechas y un maquillaje que destacaba especialmente sus característicos ojos azules.

VER GALERÍA

Otra de las asistentes que quiso presumir de look fue la maquilladora Marie Nicolas, quien se decantó por un vestido largo confeccionado en un tejido de plumeti verde botella, con escote en 'V', mangas farol, efecto fajín en la cintura y abertura en la falda. Para conseguir una imagen más relajada y rural, acorde con la estética de la boda, agregó bolso de rafia con detalles de red y asas circulares de madera y sandalias en tono cuero.

Loading the player...

Haz click para ver ‘El Armario de Carlota Casiraghi’, un formato que desglosa al detalle las claves de su estilo actual y a lo largo de los años. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie