Así inspiró ¡HOLA! la carrera de Roberto Diz, el diseñador de las invitadas más elegantes

El creador gallego ha explicado en 'Maestros de la Costura' la influencia que tuvo uno de los números especiales de la revista en sus inicios

Por Paula Callejo

La tercera temporada de Maestros de la Costura está a punto de llegar a su fin. El famoso talent de costura, que acerca la moda al público general cada lunes por la noche, ha celebrado su semifinal esta semana, por lo que en tan solo unos días conoceremos al ganador de esta edición. Son numerosos los rostros conocidos del sector que han pasado programa tras programa por el taller para darles sus mejores consejos a los concursantes y explicar su visión sobre esta industria. En el último episodio, Margarita, David, La Brava, Joshua y Begoña recibieron la visita de la influencer Alexandra Pereira y del diseñador Roberto Diz, quien recordó con cariño sus inicios y desveló que la inspiración para crear su primera colección le vino precisamente de la revista ¡HOLA!.

Mientras tres de los aprendices se enfrentaban a la prueba de eliminación y luchaban por su plaza en la esperada final, el creador gallego hablaba de sus prendas con la presentadora, Raquel Sánchez Silva, y los jueces, sus compañeros de profesión María Escoté, Palomo Spain y Lorenzo Caprile. El gallego ha conseguido crear una de las firmas de invitada de referencia en nuestro país, logrando vestir a alguna de las españolas más estilosas como Inés Domecq, a la que considera su musa, Nieves Álvarez, Lourdes Montes o Mar Flores.

Como explicaba, el objetivo de su trabajo es "que la mujer sea libre, no me ciño a ninguna tendencia, no me ciño a ningún comportamiento ni protocolo. Presentarte como Dios manda, lo que no quiere decir cumpliendo un protocolo, sino mostrando lo mejor de ti, eso es un regalo que haces a los novios. A mí, personalmente, lo que no me gusta [en looks de invitada] son los colores estridentes, creo que es más irrespetuoso ir de narana flúor que de blanco, porque eres la persona a la que van a estar mirando los 500 o 1000 invitados."

- Lee también: De los looks años 50 a las diosas griegas: así son las nuevas invitadas de Roberto Diz

Al preguntarle Raquel por sus inicios, ha sorprendido al desvelar que fueron mucho antes de lo que la gente se imagina, y es que siempre ha tenido clarísimo que quería dedicarse al mundo de la moda. "Yo diseñé mi primera colección con seis años, mi abuela era una gran modista" explicaba, y añadía que hubo una publicación en concreto que le dio ese empujoncito que necesitaba para comenzar a crear. "Yo recuerdo el ¡HOLA!, ese ¡HOLA! de Alta Costura. Recuerdo ver a Carolina de Mónaco con un traje de Dior y me quedé tan prendado de aquella imagen que empecé y no paré. Lo tengo todo guardado, con el zapato, con todos los bocetos, todo". 

De esta manera, el gallego asentado en Sevilla desde hace años revelaba que una publicación histórica como es el ¡HOLA! Alta Costura y una mujer totalmente icónica y elegante como Carolina de Mónaco eran los causantes de que se atreviera a inmiscuirse en una profesión que tantas alegrías le ha dado. No resulta extraño que la princesa monegasca sea fuente de inspiración para Roberto Diz, y es que sus creaciones se caracterizan por ser rompedoras, modernas y tener un punto de riesgo sin alejarse de la elegancia y sofisticación que siempre buscan tanto invitadas como novias, adjetivos que también podrían emplearse para definir a Carolina.

Además, busca en todo momento el empoderamiento que realce la feminidad sin caer en tópicos, y, tal y como explicó en el programa de TVE, considera que la afirmación de que la belleza tiene una talla estándar está pasada de moda, y lo importante es que cada una de sus clientas se sientan totalmente a gusto con lo que llevan. "No me cierro a ninguna talla. Hay gente que se piensa que solo vestimos a guapas y delgadas y no".