Rania de Jordania

Rania de Jordania se atreve con una de las mezclas 'imposibles' en moda

La Reina de los jordanos vuelve a escoger un look rompedor sin renunciar a su característica sofisticación

por Paula Callejo

Es innegable que Rania de Jordania es una de las royals que más arriesgan con sus apuestas estilísticas. Desde que fuera proclamada reina en marzo de 1999, hace justo 20 años, la esposa de Abdalá II logró hacerse un hueco entre las damas reales más elegantes, y con el paso del tiempo su característica sofisticación ha ido evolucionando para adaptarse a las últimas tendencias. Hoy en día está considerada -con permiso de Máxima de Holanda- como una de las reinas más atrevidas a nivel de moda, y ha demostrado en numerosas ocasiones que no tiene miedo a romper ciertas normas no escritas. Desde sus comentados piercings a sus botas moteras o las chaquetas de cuero más innovadoras, el vestidor de Rania es absolutamente versátil y llamativo. En las últimas horas, ha vuelto a apostar por una combinación difícil, una mezcla de estampados que no esperábamos ver en un look de la realeza.

VER GALERÍA

Ha sido la propia Rania la encargada de revelar su último conjunto a través de sus redes sociales. La reina de los jordanos es muy activa en sus perfiles, y actualmente cuenta con más de 5 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, en la que explica día a día los detalles sobre sus actos oficiales. En las últimas horas, ha compartido una imagen en la que no solo vuelve a hacer hincapié en la importancia de la educación, un sector con el que se muestra siempre especialmente comprometida, sino que, de paso, muestra su original look de estreno. Esta vez, ha optado por un estilismo de estética totalmente working, conformado por dos prendas que siempre funcionan en este tipo de actos de día: blusa y falda midi. Sin embargo, logra darle un giro de 180 grados y otorgarle un aire rompedor gracias a varios detalles que pocas royals se atreverían a lucir

VER GALERÍA

El primero y más llamativo, la mezcla de estampados. Yendo una vez más a contracorriente, Rania opta por una camisa de rayas blancas y azules que contrasta con la falda, confeccionada en dos tipos de tejido con patrón de cuadros 'príncipe de Gales' en tonos grises y naranjas. Si ya de por sí esta combinación resulta chocante, puesto que una de las máximas clásicas de moda pasa por no llevar en el mismo look rayas y cuadros, Rania escoge además diseños con cortes muy originales. La blusa cuenta con cuello perkins en lugar del clásico camisero, y suma unas llamativas mangas abullonadas XL, mientras que la falda, que posee silueta lápiz, crea un falso efecto evasé gracias al pliegue tipo pañuelo que parte de un lateral y provoca que el bajo de la prenda sea asimétrico 

VER GALERÍA

Tanto estas dos piezas como el cinturón efecto fajín que Rania les agrega pertenecen a la colección otoño-invierno 2018/2019 de Silvia Tcherassi, una diseñadora colombiana que anteriormente ha vestido a influencers como Louise Roe o modelos como Eugenia Silva. La blusa puede adquirirse a través de la tienda online de la marca por 590 dólares (unos 525 euros aproximadamente), mientras que la falda tiene un precio de 790 dólares (cerca de 700 euros). Tal y como recomiendan desde la web, la Reina ha completado con unos zapatos de tacón, en su caso stilettos clásicos grises. También ha sumado bolso en tono camel con asa de cadena dorada. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie