Meghan Markle

Meghan Markle vuelve a romper tradiciones: sí al traje de chaqueta, pero sin camisa

La Duquesa ha confiado de nuevo en uno de sus trucos de estilo preferidos desde antes de su embarazo

por Paula Callejo

La celebración del 50º aniversario de Carlos de Inglaterra como príncipe de Gales, que tuvo lugar ayer en el Palacio de Buckingham, propició el reencuentro entre los duques de Sussex y los de Cambridge, lo que nos permitió apreciar un nuevo duelo de estilo entre Meghan Markle y Kate Middleton. Cuando todavía se está hablando en la prensa internacional de este esperado momento, los duques de Sussex vuelven a generar numerosos titulares debido a su participación en el evento WE Day UK en el estadio Wembley de Londres, donde Meghan ha sorprendido a su marido con una aparición sorpresa, y ha presumido de avanzado embarazo gracias a uno de sus looks preferidos: el traje de chaqueta, que no llevaba desde antes de quedarse embarazada.

VER GALERÍA

Los Duques se han subido al escenario para dar un discurso con el propósito de movilizar a la gente joven y concienciarla a luchar por un cambio social positivo. Curiosamente, ambos han escogido estilismos muy similares, sumándose a la moda del twinning, o lo que es lo mismo, vestir a conjunto en pareja, a la que son asiduos Hailey Baldwin y Justin Bieber o Chiara Ferragni y Fedez. Ellos muestran la versión más sofisticada de esta tendencia al lucir dos trajes de chaqueta, aunque les otorgan un aspecto algo menos serio, ya que él prescinde de la corbata y deja el primer botón de la camisa abierto y ella luce una camiseta básica bajo su blazer. 

VER GALERÍA

Meghan recupera de esta manera uno de sus conjuntos predilectos, puesto que antes de su embarazo ha lucido en varias ocasiones este tipo de dos piezas de inspiración masculina. Hace unas semanas, lo reinterpretó para adaptarlo a su nueva silueta pero sustituyó los pantalones por una falda larga negra, y hoy vuelve a sus orígenes estilísticos al volver a ellos marcando, como suele ser habitual, su tripita. De esta manera, la Duquesa combina sus pantalones pitillo negros premamá con camiseta ceñida a tono, y completa con una chaqueta azul navy, un tándem de colores poco habitual pero que funcionan a la perfección, tal y como demuestra ella. 

VER GALERÍA

Curiosamente, Meghan Markle huye de los clichés y evita habitualmente lucir camisa con su traje, logrando aportar una estética más moderna sin renunciar a la sofisticación. Este truco no se trata de ninguna novedad, puesto que antes de su embarazo ya lució en varias ocasiones los trajes de chaqueta combinados con prendas sin cuello, como tops de escote palabra de honor, camisetas básicas o blusas más elegantes pero que no llegan a ser la clásica camisa blanca. Un ejemplo más de cómo la Duquesa adapta a su sello personal estilismos atemporales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie