isabel_preysler_look1t

El exclusivo estilo de Isabel Preysler en 5 mantras de moda

Los últimos conjuntos de la 'socialité' afianzan su estatus como una de las mujeres mejor vestidas de nuestro país

por Paula Callejo

Si algo caracteriza a Isabel Preysler es su sofisticación y elegancia. La socialité siempre ha sido considerada una de las mujeres mejores vestidas de nuestro país, y lo cierto es que con cada una de sus apariciones públicas afianza este estatus. Este fin de semana tanto ella como su pareja, Mario Vargas Llosa, han sido dos de los invitados de excepción a la recepción organizada por los Reyes con motivo del Día Nacional, y, en un lugar tan significativo como lo es el Palacio Real, Isabel volvió a hacer gala de su impecable gusto, al igual que ha hecho en los eventos a los que ha acudido durante los últimos meses, donde nos ha permitido conocer las claves de su estilo.

La sofisticación del color block

En esta señalada cita, se decantó por un vestido con escote redondeado, manga francesa y silueta lápiz con falda midi entallado a la cintura que generaba sensación de volumen gracias al estampado. Sobre una base azul marino añadía franjas de distintos grosores y tonalidades, desde el crema hasta el rojo o el rosa empolvado. A esta fórmula de los grandes patrones geométricos ha recurrido recientemente también la propia Reina Letizia.

VER GALERÍA

Discretos juegos de volúmenes

Isabel posee una figura muy esbelta, por lo que le favorecen especialmente los diseños que aportan algo de volumen, como el top con el que acudió a la inauguración de la nueva temporada del Teatro Real hace unas semanas. Esta prenda de cuello caja, manga francesa y silueta peplum generaba esta sensación gracias tanto al escote vichy como al cinturón integrado del que partía un ligero volante. En aquella ocasión le agregó pantalón negro, sandalias de Jimmy Choo y clutch efecto cocodrilo.

VER GALERÍA

El escote más elegante

La semana pasada, el Museo de Cera de Madrid destapaba la primera figura de cera dedicada a Isabel, quien acudía a conocer a su alter ego junto a Mario Vargas Llosa. Escogió un vestido de su silueta favorita -la lápiz- que reinventaba el wrap dress, una de las grandes tendencias de los últimos meses. En su caso, al favorecedor corte envolvente le sumaba un cinturón ancho del que partía un volante asimétrico que aportaba un punto de originalidad y distinción. Además, demostró que el escote en 'V' también puede ser elegante al sumarle amplitud y restarle profundidad.

VER GALERÍA

El nuevo traje de chaqueta

Son muy escasas las veces en las que la madre de Enrique Iglesias decide optar por un traje masculino, ya que los vestidos y las faldas son los diseños que más se repiten en su vestidor. Sin embargo, parece que ha encontrado una manera de sumarse a esa tendencia sin renunciar a su personalidad. En el desfile de Pedro del Hierro en Madrid a principios de año lució un dos piezas de la casa compuesto por chaqueta tipo kimono negra con acabado metalizado y pantalones a juego. Completó el look con unos stilettos decorados con pedrería y bolso de mano.

VER GALERÍA

La reinvención del LBD

O lo que es lo mismo, el little black dress. Isabel sabe que el negro sigue siempre es el color vencedor, especialmente en los actos de tarde. Por eso, se lo lleva a su terreno para reinterpretarlo siendo fiel a su esencia. El pasado febrero acompañó a Vargas Llosa a la presentación de su último libro luciendo un vestido de cóctel entallado justo por debajo de las rodillas que contaba con festoneados en el escote y el bajo.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie