Kendall Jenner y Bella Hadid

Lo dicen Kendall Jenner y Bella Hadid: el naranja es el nuevo rojo

Las modelos han hecho del color 'prohibido' una tendencia con potencial

por Mara Mariño

Los colores que inspiran cada estación suelen ser uno de los puntos de partida de los diseñadores a la hora de elaborar sus colecciones: rosados y verdes para la primavera, azules y amarillos para el verano y tonos cálidos como el naranja o el marrón claro en el otoño. Aunque esta temporada hay una tonalidad que se ha impuesto a las demás en la pasarela: el naranja. Si bien es un color que (hasta ahora) ni la duquesa de Sussex ni la duquesa de Cambridge lo han incluido en su vestidor -según expertos no favorece demasiado ante la cámara- se ha convertido en el preferido del street style. Pero el impacto de la tendencia no se ha limitado a los estilismos diurnos, ya que algunas modelos han encontrado en el naranja a un aliado cuando se visten de invitada. Es el caso de Kendall Jenner y Bella Hadid. Anoche, ambas coincidieron en la Embajada de los Estados Unidos de París, con el motivo de la fiesta organizada por Youtube.

VER GALERÍA

El vestido de Kendall estaba totalmente cubierto de lentejuelas. Optó por un diseño de Alexandre Vauthier colección Couture de Otoño/invierno 20018-2019 con unas sandalias de Yeezy Season 6 en vinilo, calzado al que no se resiste tampoco ninguna de sus hermanas. Se trataba de un original patrón asimétrico de manga larga que dejaba un hombro al aire y estaba ajustado a la cintura gracias a ligeros pliegues. La falda terminaba en un volante de corte diagonal consiguiendo que el vestido tuviera mucho dinamismo cada vez que se movía la maniquí.

VER GALERÍA

Su compañera de profesión, Bella Hadid, se presentó en la embajada a juego con su amiga con un look escogido por la estilista de celebridades y modelos Mimi Cuttrell. SEn este caso, su vestido camisero era de corte midi en satén totalmente ajustado, con una fila de botones delanteros que marcaba la zona de la cintura gracias al drapeado frontal. La profesional del estilo jugó con el contraste del cuello y de los puños del vestido multicolores para combinarlo con unas sandalias en naranja y morado, dos colores que funcionan juntos al ser complementarios.

VER GALERÍA

Otras invitadas también apostaron por diferentes tonalidades cálidas como Rosie Huntington-Whiteley que llevó un vestido de plumas rojas de Attico estilo cabaré haciendo un homenaje a la ciudad que vio nacer el cancán. Victoria Beckham o Karlie Kloss pusieron el punto luminoso al optar por el amarillo, el tono más alegre de la gama cromática. Sin embargo, ninguno de ellos consiguió llamar tanto la atención como la reinterpretación de fiesta del atrevido color de la temporada que hicieron las amigas modelos.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie