suarez-ana-torroja

El otro debut de Ana Torroja: inspirar la nueva colección de joyas de Suarez

Unas horas después de su estreno como jurado de 'OT 2018', hablamos con la cantante sobre este proyecto de joyería

por Amaia León

Junio de 1986, Madrid. En plena Movida, tres jóvenes que estaban reinventando el pop lanzaban su cuarto álbum sin imaginar que marcaría un antes y un después, en su carrera pero también en la cultura de todo un país. 'Entre el cielo y el suelo' salía al mercado con una memorable portada en azul y gris y temas que se convertirían en la banda sonora de varias generaciones en su interior. Entre todas las canciones, una en concreto parecía ya anticipar el fenómeno que vendría después: 'Me cuesta tanto olvidarte', porque nadie ha olvidado ni al grupo ni a la chica que lo cantaba. Igual que la estética ochentera, el recuerdo de Mecano siempre vuelve. Y la infinita capacidad de reinvención de Ana Torroja tiene mucho que ver.

En las tres décadas que han pasado desde entonces, la madrileña se ha atrevido con nuevos proyectos musicales, no solo musicales. Los últimos tan divergentes como convertirse en miembro del jurado de Operación Triunfo 2018 y colaborar con la firma Suarez en una colección de joyas. Unas horas después de su debut en el programa de televisión, nos reunimos con Ana Torroja para conocer más sobre este proyecto. Inspirados por el estilo de la cantante en la década de los 80, los creativos de Suarez han ideado una línea que conmemora la apertura de la primera tienda de Suarez en Madrid, en 1982, y que lleva el mismo nombre que el emblemático LP de Mecano, 'Entre el cielo y el suelo'.

VER GALERÍA

La pregunta inevitable hoy, ¿cómo fue tu debut en el jurado de Operación Triunfo 2018?
Fue muy bien, más tranquila de lo que esperaba. Pero es como cuando sales al escenario, que antes estás histérico y al salir se te pasa. El equipo es encantador y te hace sentir muy a gusto. Creo que va a ser una edición muy buena, hay mucho nivel. Nos va a costar mucho decirle a alguno que no, nos tendremos que fijar en cosas mínimas. Me gustó cómo me sentí.

No debe ser fácil ejercer como jurado… ¿por qué te sumaste al proyecto? ¿Qué es lo que te atrajo?
No es fácil, pero me gustan mucho los retos y hacer cosas diferentes. Me gusta mucho el formato, ya me gustaba en su día y que se haya vuelto a retomar y con tanto éxito me encanta. Las redes sociales le dan también otro plus, que la gente esté ahí. Me llamaron y me hizo mucha ilusión, ¡no me lo pensé mucho!

De cada programa y concierto de OT, los looks de los concursantes siempre son muy comentados: Aitana, Ana Guerra, Amaia... se han convertido en iconos de estilo. ¿Hasta qué punto es importante para un artista la ropa que lleva cuando sale al escenario?
Lo primordial es no sentirte disfrazada. Tienes que ser tú porque cuando sales al escenario tienes que salir absolutamente segura y a comerte el mundo. Y cómoda, no puede ser algo que no permita moverte. Y luego ya, obviamente, depende del gusto de cada uno.

VER GALERÍA

¿Qué look te hace sentir segura a ti cuando actúas?
Me cuesta mucho llevar por ejemplo pantalón largo. Me muevo mucho y tengo calor, así que me da claustrofobia. Siempre, aunque sea invierno, prefiero llevar un vestido, aunque sea de manga larga. Para mí, algo importantísimo es que el zapato sea cómodo, porque me muevo y salto… Me gustan mucho las botas, siempre ha sido una de mis piezas icono y sigo utilizándolas. Me encanta la mezcla de ir por ejemplo con un vestido muy exuberante y unas botas.

Y fuera de los escenarios, ¿cómo es tu estilo?
También soy de bota porque me resulta más cómodo. No suelo llevar tacón y me gusta ir cómoda. Y más que de vestido, soy de short. Todavía me lo puedo permitir (se ríe).  

¿Utilizas joyas a diario?
No. Las utilizo cuando tengo algún evento especial o cuando voy a salir por la noche. O si hago algo de trabajo, ahí también. Pero no me gusta llamar la atención, soy mucho más sobria en la vida cotidiana.

VER GALERÍA

¿Cómo ha sido la experiencia de colaborar en esta colección de joyería con Suarez?
Nos basamos en lo que yo utilizaba en los años 80: pendientes articulados, estrellas, tachuelas, pinchos... todas esas cosas del punk ochentero. En aquella época lo que yo llevaba era bisutería, pero me encanta trasladarlo a la alta costura de la joyería. Con esa inspiración, me junté con Sandra Rojo (diseñadora de Suarez), que es genial y tiene una creatividad espectacular. Nos volvimos locas y empezamos a hacer barbaridades, maravillosas, pero imposibles de producir técnicamente y hubo que ir recortando… Me involucré en la medida de lo posible en los diseños. Era la primera vez que colaboraba en un proyecto así y me ha gustado mucho la experiencia. Suarez es una joyería que me gusta porque no pierde su tradición pero va innovando y hace piezas actuales. Esa mezcla me parece espectacular.

¿Por qué este nombre tan especial, ‘Entre el cielo y el suelo’?
Es evidente, la verdad es que no es muy original (se ríe). Ese álbum fue un antes y un después en la historia de Mecano. Pero también lo elegimos porque esta colección tiene este contraste entre la parte más espiritual, más etérea, con las estrellas, y la parte más terrenal, con las tachuelas y los pinchos. Además, estás trabajando con materiales preciosos que precisamente nacen de lo más profundo de la tierra.

¿Hubieras llevado entonces, en los años 80, estas joyas?
Ay, sí. Bueno, me hubiera dado un poco de cosa… A lo mejor hubiera hecho una réplica y estas las hubiera guardado en un sitio más especial (se ríe). Pero sí, me siento totalmente identificada. Me encanta la pulsera, o estos pendientes que llevo ahora… Todas hubieran tenido su momento entonces.

VER GALERÍA

Hay muchas tendencias de los años 80 que vuelven a estar de moda, ¿qué te parece este retorno? ¿Volverías a llevarlas?
¡No! (Se ríe). De hecho, me cuesta mucho cuando los estilistas me quieren vestir con esas prendas. Yo ya viví esa época y ahora me divierte utilizar otro tipo de cosas. A lo mejor hay prendas que no son tan estrictamente ochenteras y sí las llevaría, pero cuando es muy de ese estilo, tengo cierta reticencia a volver a llevarlo. No me gusta volver a donde ya he estado, me pasa con todo.

¿No echas nada de menos de aquella estética?
No. Fue un momento espectacular, culturalmente hablando, en todos los terrenos; de explosión, de creatividad. Todo estaba permitido. En ese sentido fue maravilloso, como en los años 60 y 70, y no ha vuelto a ocurrir. Ahora también hay artistas que están dando luz a la música, con fusiones, como la que hace Rosalía, que han surgido gracias a la música urbana. Ojalá estemos yendo hacia otro momento especial.

¿Hay alguna prenda que llevaste en los 80 de la que te arrepientes?
Las superhombreras. En aquella época me gustaban y era lo que se llevaba, pero ahora no me las pondría, me sentiría disfrazada. ¡Pero vuelven!

¿Y alguna pieza a la que guardes especial cariño?
Tengo dos. Una cazadora de cuero roquera con detalles ochenteros, que en realidad es una prenda atemporal. Y un brazalete de bisutería con tachuelas y brillantitos que lo llevaba mucho y lo sigo guardando. Las joyas son la guinda del pastel. Incluso si te las pones con prendas básicas, visten.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie