Victoria Beckham

Lo que Victoria Beckham no imaginó que sucedería tras la boda de Harry y Meghan

El vestido que lució la diseñadora en enlace ha tenido tan buena acogida que se ha tenido que adelantar la fecha de su lanzamiento

por Paula Callejo

La gran repercusión que ha generado la Boda Real entre el príncipe Harry y Meghan Markle es innegable y sigue teniendo consecuencias inesperadas a día de hoy. El enlace del hijo menor de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales con la ahora duquesa de Sussex, que tuvo lugar el pasado 19 de mayo, ponía el broche de oro a un noviazgo digno de película protagonizado por una pareja que nos conquistó con su naturalidad y cercanía. Hasta 530 invitaros acudieron a la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, en cuya entrada se encontraban cientos de curiosos y periodistas que no querían perderse detalle, entre otras cosas, de los looks de los invitados. Una de las parejas más esperadas era la de David y Victoria Beckham, que no defraudaron y volvieron a hacer gala tanto de su impecable estilo como de sus muestras de cariño tras 19 años de matrimonio. 

Para esta cita con la realeza británica, Victoria volvió a apostar por el azul marino en su versión más minimalista como ya hiciera en la boda del príncipe Guillermo y Kate Middleton. Esta vez, la diseñadora escogió una creación en largo midi de su propia firma, con detalles de aberturas en las mangas y el escote que aportaron un toque de originalidad. Como es habitual, Victoria volvió a ser la mejor embajadora de su marca homónima, que presentará sus propuestas por primera vez en Londres el próximo septiembre, y consiguió que miles de personas se enamoraran al instante de su vestido hasta el punto de que miles de personas se apuntaron en una larga lista de espera a través de la web para poder hacerse con él lo antes posible.

Victoria había anunciado que este modelo era un adelanto de su colección primavera/verano 2019, y estaba programado que su lanzamiento fuera en noviembre de este año. Sin embargo, debido al furor que ha causado y al desbordamiento de la lista de espera, la firma ha decidido adelantar la producción de manera excepcional y poner a la venta desde ya una primera tirada con unidades limitadas mientras preparan todas las demás, que comenzarán a venderse en la fecha prevista inicialmente. Por lo tanto, quien quiera imitar el estilismo de la ex Spice, puede conseguir ahora este vestido en su web por 1.495 dólares (unos 1.274 €).

Esta es solo una muestra más del 'efecto Meghan' y del gran impacto que ha tenido la boda de la duquesa de Sussex en el sector de la moda, que ha llegado a conseguir también que la diseñadora Stella McCartney, creadora de su segundo vestido de novia, haya añadido a su útima colección una versión del mismo para contentar a todas aquellas clientas que demandaban sentirse princesas por un día.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie