duquesa_cambridge_kate_1t

De los vestidos de la duquesa de Cambridge a sus icónicos bolsos, el legado de Kate Spade

Fallece la diseñadora estadounidense que marcó una época con sus coloridas creaciones con sello propio, todo un referente de la moda neoyorquina

por Luis Javier Merino

Nueva York llora la muerte de una de sus diseñadoras más icónicas y revolucionarias de la década de los 90, Kate Spade. Ayer, la que fuera editora de moda de la revista Mademoiselle antes de su aventura en la moda con su propia firma en 1993, fue encontrada sin vida en su apartamento neoyorquino. Tenía 55 años y, como también ocurrió con Alexander McQueen, sus circunstancias personales le sobrepasaron y desencadenaron en este desafortunado y triste desenlace.

VER GALERÍA

No obstante, siempre quedará su legado e icónico estilo, que sobre todo quedó plasmado en sus bolsos (accesorio en el que se especializó antes de ampliar su negocio a otros productos), que se convirtieron en objeto de deseo para las que admiraban un diseño neoyorquino muy personal. Sus propuestas se caracterizaban por un uso atrevido del color, así como de impactantes estampados. Si las líneas de sus propuestas eran clásicas, sus acabados, no. Un sello de identidad que continúo presenta tras la venta total de su firma en 2006. y que ha seducido, entre otras, a la duquesa de Cambridge. Diez años después, volvería a recuperar su faceta como diseñadora con el lanzamiento de otra marca propia, Frances Valentine.

VER GALERÍA

El icónico estilo creativo de Kate Spade, presente en estas creaciones post-venta de su firma, se encuentra en los vestidores de mujeres que saben destacar por su estilo. Kate Bosworth, Jamie Chung, Lucy Hale, Sarah Jessica Parker, Olivia Palermo… Todas han lucido propuestas de este sello en los últimos años.  Por ello, no es de extrañar que las reacciones en redes no se hayan hecho esperar tras el fallecimiento de la diseñadora con muestras de duelo muy emotivas.

VER GALERÍA

También el sello Kate Spade ha llegado a los vestidores de las royals. En más de una ocasión, la duquesa de Cambridge ha apostado por los vestidos de esta firma para sus compromisos de la agenda real. Un gusto que también comparte con su hermana, Pippa Middleton. Ella también se siente cómoda con las creaciones de Kate Spade. Una de ellas, muy icónica, fue un vestido de rayas que llevó durante su visita a Sídney durante su luna de miel con James Matthews en mayo de 2017.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie