Bella Hadid

Bella Hadid solo necesita 48 horas para confirmar cuál es el calzado más versátil

En dos días y con tres looks, la modelo demuestra que esta tendencia combina tanto con vaqueros como con traje

por María Muñiz

En todo armario, ya sea de una modelo, de una influencer o de una persona de a pie, siempre hay una prenda o un accesorio que no deja de repetir, siendo denominador común de muchos de sus looks y a veces, incluso, dando una nueva vida y personalidad a cada elección. Esto mismo ha sucedido en el vestidor de Bella Hadid en los últimos días. Como una de las responsables de defender a capa y espada las tendencias más punteras, la modelo ha sabido reinventar apuestas tan dispares como un traje de chaqueta o un combo de crop top y vaqueros, recurriendo a esa tendencia que desde la calle se coló en los zapateros más exclusivos e incluso subió a la pasarela. Hablamos de las zapatillas, entre las que hay un modelo muy concreto que ha conquistado ya a una larga lista de influencers, con Bella Hadid a la cabeza.

Calzado cómodo donde los haya, la maniquí no ha dejado de incluirlas en sus estilismos desde que abandonaran a sus aliados más deportivos y llegaran a la cumbre de la moda de la mano de Balenciaga. Las zapatillas Triple S es el inovador diseño al que la pequeña de las hermanas Hadid ha recurrido en estos días entre París y Nueva York. Así, la modelo de Victoria’s Secret apostaba por este modelo, el Triple S de Balenciaga (695€), para completar un perfecto look de aeropuerto que lució en el de Charles de Gaulle: un jersey de cuello alto rojo de cashmere de Mandkhai y unos mom jeans, con detalles rotos y desgastados de la colaboración de Elizabeth Sulcer con Miss Sixty (138,95 €). Además, ideal para estas ocasiones de viajes interminables donde la comodidad se vuelve requisito indispensable, Bella añadía un shopper de Fendi (2.700 €), con asas de bambú y el logo estampado.

Estas mismas zapatillas se convertían en protagonistas de otro de sus estilismos más casuals de todo el fin de semana. Ya en Nueva York, para una comida con amigas, Bella sumaba sus Balenciaga a estos mismos vaqueros rotos de Miss Sixty, pero cambiaba el cashemere por un top mucho más ligero, un underboob crop top, el escote que deja al aire la parte inferior del pecho, una tendencia bastante arriesgada. Y es que, mal conjugado, el accidente estilístico está casi asegurado…

El top que llevó Bella era, en realidad, la parte de arriba y exterior, abrochada, del bikini Genevieve de Luisa Marie Fernandez, que se vende junto al bralette y la braguita de talle alto a juego, ahora rebajado, por 304,89 €. En este segundo look con las zapatillas de Balenciaga, Hadid mantuvo el estilo deportivo en todos los accesorios, combinando el top y los vaqueros con una mochila en nylon rojo, de Prada (890 €), y unas gafas de sol con forma redonda y ovalada, de montura fina y aura vintage: el modelo Ravello de Illesteva (187,89 €).

Pero, como bien se dice, no hay dos sin tres. Y este fin de semana, la estadounidense hacía una tercera propuesta para combinar las zapatillas, aunque optando por un modelo diferente, las Nike Air Force 1 abotinadas. Con ellas, Bella restaba seriedad a un traje gris masculino oversized. Para aportar su toque de personalidad, la modelo sumaba también una mochila negra de piel, un cinturón de Chanel con el que ajusta la americana y unas gafas retro de Illesteva con los cristales sepia (197,27 €). En definitiva, todos accesorios clave para dar un nuevo significado al look worker.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie