eiza_gonzalez_met_1t

El debut de Eiza González en la Gala Met con el vestido más imposible

La actriz mexicana debuta en esta velada anual y, al igual que hiciera en los Oscar 2018, su elección de moda volvió a sorprender

por Luis Javier Merino

Momento muy especial para la mexicana Eiza González. La actriz pisa por primera vez la alfombra roja de la Gala MET y el momento no podía significar más para ella. "Súper emocionada", precisaba hace una semana en su cuenta de twitter al anunciar su debut en esta velada. Y, además, nos lanzaba una incógnita: "¿Con qué diseñador creen que voy?" Una pregunta que ya tiene respuesta. Prabal Gurung ha sido el elegido para vestirla en esta fiesta, con la que se inauguraba la exposición del Costume Institute Cuerpos celestes: la moda y la imaginación católica.

Y si su vestido amarillo de Ralph Lauren con el que acudió a los Oscar se convirtió en una elección de moda viral, su look en el Museo Metropolitano de Nueva York no ha sido para menos. Siguiendo el dress code acorde con la temática de la gala en la que se homenajeaba la influencia mutua entre moda y religión, Eiza se decantó por una creación con guiño a la iconografía religiosa, pero que no dejaba de lado la sensualidad al presentar un pronunciado escote, estratégicos cut outs y una falda de paillettes con amplia abertura frontal. 

Cuidando los detalles, especial mención requiere su manicura. Acorde con su estilismo, pintó sus uñas en color negro con adornos metalizados que recreaban cruces y símbolos de estética religiosa. Un trabajo elaborado por MiHO NAiLs, compañía fundada en 2014 por la artista japonesa Miko Okawara, que dejó ver en el stories de su perfil de Instagram, pero que ocultó sobre la alfombra roja al cubrir sus manos con largos guantes de látex negro.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie