duquesa_cambridge_moda1t

Cuando la Duquesa de Cambridge prefiere un 'look royal' antes que el de una supermodelo

Junto a una vanguardista Naomi Campbell y otras estrellas de la moda, la discreción protagoniza el look personalizado de la esposa de Guillermo de Inglaterra

por Luis Javier Merino

No convenció y generó polémica. Vestir de verde en los BAFTA 2018 cuando se proponía un dress code en negro como apoyo al movimiento Time's Up que lucha contra el sexismo provocó un rechazo que se tradujo en silencio a su paso por la alfombra roja de estos premios cinematográficos, así como un desconcierto en redes sociales. 24 horas después, la Duquesa de Cambridge retomaba su agenda de compromisos y recibía a estrellas de la moda, como las supermodelos Naomi Campbell, Erin O'Connor y Adwoa Aboah, en el Palacio de Buckingham con motivo de la acción The Commonwealth Fashion Exchange, en la que diseñadores establecidos y jóvenes promesas se unen a artesanos de 53 países para crear piezas sostenibles. Su look, nada que ver con el atrevimiento y colorido de los estilismos de las representantes del fashion-system.

VER GALERÍA

Un relajado look en tonalidades neutras

La Duquesa de Cambridge opta por un vestido de guipur con románticas formas florales, escote en V, manga 3/4, falda midi por encima del tobillo y corte bajo el pecho, detalle que reitera en sus looks premamá de este tercer embarazo. La discreción llega de tomar como base del diseño los tonos blanco y negro, que hacen pasar más desapercibida su creación, en comparación con estilismos como el de Naomi Campbell (que podrás ver en la galería fotográfica de esta noticia) que opta por una propuesta en la que imperaban unos volantes oversize sobre sus hombros y un acabado metalizado deslumbrante.

VER GALERÍA

De guipur, por más de 2.000 € y con una modificación para ser más royal

Su vestido de invitada lleva el sello de una de sus firmas de cabecera, Erdem. Es de temporada, por lo que se puede adquirir en la tienda online de la firma. Su precio, 2.400 €. No obstante, la Duquesa ha decidido modificar el diseño original que se encuentra a la venta al optar por alargar el corte mini de su falda y prolongarlo en un acabado midi por encima de los tobillos. Detalle que otorga mayor solemnidad a su look y lo hace más acorde a su estatus como royal.

VER GALERÍA

Comodidad vs. tendencia

Para combinarlo, recurre a uno de sus zapatos favoritos, unos diseños de terciopelo negro de la firma Prada. Actualmente, están agotados, aunque su valor era de 140 € aprox. Curiosamente, son los mismos que llevó el día anterior en los BAFTA 2018, y que combinó a la perfección con una cartera de mano de la firma PrettyBallerinas. Un detalle que confirma la comodidad que le aportan estos salones a su estado premamá, matiz que prevalece frente a la tendencia. Como pendientes, recurre a unas piezas de oro, perlas y diamantes de Pinkcity por Anita Dongre, que ya llevó en febrero de 2017.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie