monica cruz

Mónica Cruz asegura que es una #LorLover

La actriz, protagonista de la campaña L'Or Lovers, se declara una apasionada del café y confiesa con quién prefiere compartir ese momento

por Hola para Café L'Or

Todas las mañanas, cuando se despierta, Mónica Cruz empieza la jornada con un cóctel de vitaminas, un zumo de limón y su café L'Or. Si puede, comparte ese momento con su hija, el gran amor de su vida. Pero si las prisas apremian, lo disfruta cuando la deja en el colegio o en los momentos de descanso que tiene entre los rodajes. "El café siempre por la mañana, por la tarde no suelo tomar, pero reconozco que tengo que frenarme un poco para no beber demasiados", explica entre risas. Se deja seducir por los sabores intensos, sin azúcar, sin artificios. Esos que, aunque mezclado con leche de soja -es intolerante a la lactosa-, siguen sabiendo a café. Y, por sorprendente que parezca, esa manera de consumirlo, guarda una cierta relación con lo que le gusta en los demás: prefiere una bebida que sea, en sí misma, una experiencia para los sentidos y en las personas busca algo parecido, que fascinen, pero no tengan dobleces.

Mónica nos explica que, en la vida, hay que amar muchas cosas. Desde esos pequeños momentos que "hay que intentar que no pasen desapercibidos, como un café en buena compañía", hasta el baile o la interpretación. Por eso, anima a sus seguidores a que compartan en redes sociales cómo se han enamorado de L’OR con el hashtag #LorLover y opten así a ganar un viaje romántico a París para dos personas. Toda la información está disponible en las redes sociales de la marca. Pero quererse a uno mismo, es el comienzo de todo. "Si tú no sabes amarte y valorarte a ti mismo, mal lo vas a hacer con los demás. En cambio, si te sientes bien, puedes ser más generoso con los otros". Y, aunque hay espacio para amores grandes y pequeños, la actriz asegura que EL AMOR, con mayúsculas, lo ha conocido al ser madre. "Es como un tsunami que llega y te pone en un lugar en el que nunca has estado, del que no te vas a ir, con todo lo que eso conlleva: los miedos, la responsabilidad… Es maravilloso, es el amor de verdad".

En busca de la excelencia

Encontrar el café perfecto no siempre es sencillo. Algo que saben la actriz y L'OR, una marca de café premium que, desde su creación, ha tratado de ofrecer experiencias relacionadas con el sabor intenso de sus bebidas. Lo logró en 2010, con el lanzamiento de L'OR Espresso, la primera cápsula de café compatible con las cafeteras Nespresso®*. También hace algo más de un año, en 2017, cuando creó las primeras cápsulas de aluminio. Desde entonces, y gracias a sus variedades, se ha ganado la confianza de más de un millón de personas, entre ellas la de Mónica.

A ella, por ejemplo, no le gusta que sea dulce, ni que tenga matices afrutados. “Es una bebida que asocio con empezar el día, arrancar, prisas… me gusta disfrutarla, aunque sea con menos tiempo.” Por eso ella prefiere sabores intensos, como los que es posible encontrar en las variedades Onyx, Fortissimo o Ristreto de L'Or. Bebidas llenas de fuerza y carácter, las mejores opciones para empezar el día con energía y vitalidad.

Pero también hay quien, al contrario que la actriz, prefiere cafés llenos de matices que le inviten a viajar a otros lugares y endulcen su día. Pensando en ellos, L'Or ha creado sus variedades Colombia, un espresso lleno de sabor con toques a avellanas inspirado en su país de origen; Suntuoso, un espresso clásico que combina toques de almendras tostadas con un abanico floral seductor; o Lungo, capaz de prolongar la experiencia cafetera con sus notas intensas y especiadas, toques de almendras tostadas y su irresistible aroma de licor. Sabores con los que trata de seguir conquistando a sus seguidores.

(*) Marca de una compañía no relacionada con JACOBS DOUWE EGBERTS.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie