portada_kim_kardashian

La mala pasada que le jugó su último look a Kim Kardashian

La estrella acude a una subasta de artículos de lujo con un ajustado vestido que deja a la vista, una vez más, su faja Spanx

por Gtresonline

El armario de Kim Kardashian siempre se ha caracterizado por incluir prendas, en su mayoría, de carácter ajustado. La estrella de la familia más mediática de la televisión estadounidense apuesta normalmente por este tipo de piezas para su día a día y, aunque de vez en cuando aparece con otras más holgadas, últimamente toda su ropa se ciñe a su silueta como si de una segunda piel se tratase. Otro de las características que imperan en los estilismos más recientes de la empresaria son los colores flúor, siendo el rosa uno de sus preferidos. Después de haberlo lucido en el 21 cumpleaños de su hermana Kylie y en una divertida jornada náutica en familia y con amigos, el tercer 'pink look' hiperajustado de Kim Kardashian llega ahora, tras la última salida nocturna de la de Calabasas. Un conjunto que le jugó una mala pasada y que dejó a la vista un íntimo secreto de la 'socialité'.

VER GALERÍA

Con una prenda de tejido elástico con acabado holográfico firmada por Versace, Kim acudía la noche del miércoles a una conocida casa de subastas estadounidense, donde se pusieron a la venta numerosos artículos de lujo. Joyas de Chanel, así como otros complementos de la firma francesa, o bolsos de Hèrmes fueron algunas de las piezas por las que los asistentes pujaron. Se desconoce si Kardashian terminó pujando por alguno de los artículos allí dispuestos, sin embargo, ni a su llegada ni a su salida, como suele ocurrir en cada una de sus apariciones, dejó indiferente a nadie.

VER GALERÍA

La ganadora del primer premio otorgado por el Consejo de Diseñadores de América (CFDA) a la 'Mejor Influencer' combinó la ajustada prenda del atelier Versace con unos stilettos de pvc transparentes diseñados por su marido, el rapero Kanye West, como parte de la última colección de zapatos de su firma Yeezy, así como con un divertido bolso joya con forma de bucket de patatas fritas de Judith Leiber. Sin embargo, un pequeño incidente terminó por arruinar su estilismo. Las prendas tan ajustadas a las que ningún miembro de la familia Kardashian parece resistirse tienen un pequeño-gran inconveniente. Algo que cualquiera con ciertos conocimientos en materia de moda conoce: al caminar se suben.

A Kim, que acostumbra a publicar imágenes ligera de ropa en las redes sociales, este hecho no debería importarle demasiado. Sin embargo, esa noche cometió un error de estilo al no renunciar a la faja compresora que durante tantos años la ha acompañado. Que la utiliza no es ningún secreto. De hecho, esta no es la primera vez que sus vestidos acaban revelando que usa esta prenda íntima. Este tipo de fajas, también conocidas como Spanx, por la firma más popular que las comercializa (y elegida por ‘celebs’ como las Kardashian, Jennifer López o Lily Allen), no solo ayudan a moldear la figura y a reducir algunos centímetros de cintura y barriga, sino también a realzar los glúteos.

 

On vacay he just likes to sleep but I got him out for 5 mins for a pic

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Algo que, como prueba la última fotografía que ha compartido en bikini tampoco le hace especialmente falta, ya que, a base de una buena alimentación y de sesiones de entrenamiento prácticamente diarias, Kim Kardashian ha conseguido perder bastante peso y lucir una figura realmente estilizada. Sea como fuere, y dado que la empresaria parece resistirse a renunciar a este complemento, existen otros modelos sin pernera que podrían haber ayudado a la estrella a conseguir el mismo efecto evitando que pasase por este desagradable momento.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie