portada_lottie_moss

Lottie Moss convierte el chándal blanco en su 'look' más ibicenco

La hermana de Kate cambia los códigos de estilo en su llegada a la isla balear

por Gtresonline

Cada verano, numerosas celebrities eligen Ibiza como destino para desconectar durante las vacaciones. La última en dejarse ver por la isla pitiusa ha sido la hermana pequeña de Kate Moss, Lottie. Pero mientras muchas modelos proponen el vestido blanco como su uniforme de verano, la británica ha optado por seguir las tendencia deportiva. En su llegada a la isla la hemos visto de blanco, sí, pero versionando su propio uniforme de verano: en chándal y con mules.

Después del incidente que sufrió en el avión, donde dejó olvidadas las gafas de sol de Gucci que acababa de comprarse como ella misma aseguró a través de sus 'stories' de Instagram, Lottie aterrizó en el aeropuerto con el binomio chándal y tacón. Una combinación arriesgada que aún sigue encontrando detractores y que, ahora, versiona con el zapato destalonado.

VER GALERÍA

En su viaje, la joven de 20 años apostó por un conjunto deportivo firmado por Chiara Ferragni, quien recientemente también visitaba la isla de Ibiza para celebrar su despedida de soltera por todo lo alto. Un look informal formado por un pantalón de tiro alto con cinturilla elástica y unas palmeras estampadas (disponible en la web de la empresaria italiana rebajado de 237,00 euros a 118,50) y una sudadera con mangas de campana que lució anudada a su cintura (rebajada de 263,00 euros a 157,80 euros).

VER GALERÍA

Para romper con la monocromía, Lottie apostó por unos 'slippers' de color rojo, también de la última colección de ropa de Chiara Ferragni. Acabados en punta, la frase "Kiss me in my suit" bordada y unos labios con detalles de pedrería, los mules de Lottie aún están disponibles en la tienda online de la italiana con un descuento del 50% (antes se vendían a 356 euros y ahora a 178).

VER GALERÍA

Ligera de equipaje, pues junto a ella viajaba su estilista Danyul Brown, encargado de transportar las maletas de ambos hasta el hotel en el que más tarde compartieron divertidas historias en Instagram, Lottie Moss lució muy pocos complementos. Una gorra para protegerse del sol – blanca, por supuesto-, un par de collares dorados adornando su cuello, así como una 'shopperbag' de vinilo de Dsquared2 (antes 195, ahora 117 euros), fueron sus únicos accesorios. En cuanto al plano 'beauty' se refiere, la naturalidad imperó en su look, pues la modelo viajó sin apenas maquillaje; quizás con un poco de 'highliter' y brillo en los labios.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie