Irina Shayk

Irina Shayk y su perfecto 'look' de aeropuerto: un 'pijama' renovado

La modelo ha lucido esta estética relajada en clave bicolor en Nueva York

por Gtresonline

La tendencia que celebra el uso del pijama más allá de su hábitat se ha trasladado al aeropuerto JFK de Nueva York en la silueta de Irina Shayk. La modelo ha reinterpretado mediante estas dos piezas el que fue el look del 2017 por excelencia, demostrando las posibilidades que ofrece. En esta ocasión, se ha decantado por una versión bicolor (blanco y negro), de aspecto deportivo y con estampado de rayas. Una elección que es consecuencia no solo de la búsqueda de comodidad en la moda sino, del mismo modo, del auge del fenómeno conocido como feísmo. Este movimiento iniciado por Vetements, presente de igual forma en Balenciaga – pues Demna Gvasalia, su director creativo, también lo es de la firma impulsora del cambio- comenzó con un par de zapatillas, a priori poco comerciales, sobre la pasarela y continúa hoy como una evolución en las bases de la historia del traje y de la moda rápida. La rusa lo ha reflejado a través de unas deportivas sin cordones y el detalle de unos centímetros de tobillo al aire.

VER GALERÍA

Cuando se trata de accesorios, Irina es toda una experta en maxigafas, pues las elige en multitud de ocasiones de su vida diaria. Además, no es la primera vez que presume de minicolgantes, una renovación del tradicional collar que han terminado por llevar hasta las más reacias a la joyería. En términos de belleza, es habitual su predilección por un maquillaje natural, o en ocasiones, la ausencia del mismo. El cabello, por otro lado, lo recogió en una coleta desenfadada y con raya en medio: el que todo apunta que será uno de los peinados de la temporada.

VER GALERÍA

La top se une a otras mujeres del momento -Gigi Hadid, Olivia Palermo, Kendall Jenner, Selena Gomez o Alexa Chung- que han optado por una estética relajada, tanto para el día como para la noche, a partir de tejidos fluidos. Sin embargo, esta elección de 'estilo pijamero' no resulta desconocida para sus seguidores: a finales del pasado año, Irina se decantó por una propuesta en seda de la marca Bally, de inspiración retro y que evocaba la interpretación más clásica de un atuendo digno de descanso. Aquel 'effortless-chic' con chanclas es ahora 'sporty', ligero y duotono, una expresión distinta mediante la que hacer envejecer una tendencia que ya es atemporal.

VER GALERÍA

Esta última alternativa de estilo contrasta con las que Shayk lució durante el Festival Internacional de Cannes. Diseños de Twinset o Versace vistos en la alfombra roja que realzaban sus favorecedoras curvas a través de escotes, cuerpos ceñidos, aberturas estratégicas y aires noventeros. Del mismo modo, las deslumbrantes joyas de Chopard y las sandalias de tacón infinito quedan muy lejos de los 'ugly shoes' que suelen acompañar sus conjuntos informales. Fue en un evento de estas características, la Gala del MET (Museo Metropolitano de Nueva York) donde se produjo el primer posado oficial junto a su pareja, el actor internacional Bradley Cooper. Ambos demuestran ser expertos en looks para el día a día lo que los ha convertido en un tándem de referencia.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie