Rihanna look oversize Instagram

¡Atención! El último 'look' de Rihanna, en el cuarto de la plancha, es para alucinar (bastante)

La cantante de Barbados se enfunda el estilismo 'total white' más peculiar que veréis en mucho tiempo… ¡ojo, al abrigo!

por Ángela F. Del Río

Antes de comenzar el año ya sabíamos que se convertirían en las protagonistas indiscutibles del invierno. Hablamos de las chaquetas de sastrería, los plumíferos, las cazadoras denim y toda prenda de abrigo de silueta amplia que, por lo general, buscan simular el efecto de que llevas puestas dos o tres—¡e incluso cuatro!— tallas por encima de la tuya. La tendencia oversized se convertía así en la reina indiscutible del street style, sobre todo gracias a haber conquistado a una auténtica diva de la moda que no la abandona ni a sol ni a sombra: Rihanna. Estamos más que acostumbrados a ver a la cantante de Barbados con abrigos de largos generosos, siluetas muy (pero que muy) holgadas y, sobre todo, hombros descubiertos. Pero ¿se le está yendo la mano? Atentos a su último look porque no tiene desperdicio.

Rihanna es todo un icono de moda andante, pero también es indiscutible que su estilo es como “el patio de mi casa”: particular. No sólo hablamos de la elección del modelito en cuestión, sino de la conjunción de elementos: la pose, las prendas y, como no, el cuarto de la plancha con la tabla bien colocada, como quien viene de darle un aire a la ropa. Pues bien, de entrada ya tenemos que aclarar una cosa: no, lo que se ha vestido no es un edredón de plumas blanco. En realidad se trata de un plumífero firmado por Norma Kamali en su versión XXL (y nos falta alguna X más). La barbadense lo combina con un vestido de estilo bustier perteneciente a una propuesta de los años 90’s de Dolce & Gabbana. Como accesorios, las gafas rectangulares vintage, de Giorgio Armani, y mules en blanco, de Gianvito Rossi. Eso sí, no ha sido su único look reciente para el recuerdo.

En una publicación anterior, volvía a repetir ecuación pero cambiaba de elementos. Es decir, recurría de nuevo a un bustier, pero en este caso firmado por Isabel Marant. En cuanto al flamante (y llameante) abrigo de silueta XXL, se trata de un diseño de pelo masculino salido de la firma JunJie Official. Rihanna combina ambas prendas con unas botas, de Vetements, y unas gafas de sol con montura efecto llamarada, de JZhong.

Ahora sí, ¿con cuál de los dos te quedarías? Tenemos que admitir que ambos tienen miga.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie