Ian McKellen

Géminis, 25 mayo 1939, Burnley, Inglaterra

Vicente Cassanya

Criado en Wigan bajo la constante amenaza de los bombardeos nazis, a los tres años tuvo difteria, una enfermedad que cambiaría su vida para siempre y que favorecería su carrera como actor, al dotarlo de una voz poderosa y muy característica. Dio sus primeros pasos como estudiante en la Bolton School de Manchester hasta finalizar en la Universidad de Cambridge, donde obtuvo su título de Interpretación. Su madre murió cuando Ian tenía doce años. Su padre volvería a casarse. A los veinticuatro años, cuando el británico perdió también a su padre, solo le quedó su madrastra, con la que mantenía una buena relación. Fue a ella a quien reveló por primera vez su homosexualidad, algo a lo que ella respondió con alivio, al ver que por fin había dejado de ocultarse.

Siempre quiso ser actor. Con las ideas así de claras, no tardó en destacar en la escuela, donde participó en varias obras de teatro, y más tarde en la Universidad, cuando pasó a actuar con mayor frecuencia, participando en más de veinte obras. Sin haber ido a la escuela de drama, como el mismo afirma, se hizo profesional con una paga de ocho libras esterlinas a la semana. Debutó en Coventry en el año 1961 y, solo tres años después, ya estaba en el West End, la meca británica del teatro y el equivalente inglés del Broadway americano.

Nominado al Óscar en dos ocasiones y ganador de los premios Globo de Oro y Tony, ha participado en obras inspiradas o escritas por Shakespeare y dado vida a personajes para el teatro moderno, que incluía el género fantástico y de la ciencia ficción. Entre sus personajes de mayor calado destacan Gandalf, en la trilogía El Señor de los Anillos y El Hobbit, ambas inspiradas en la obra de J. R. R. Tolkien, o Magneto, en las películas de X-Men. Además, tuvo un papel importante en el thriller El código Da Vinci, de gran repercusión mundial.

Ha participado en más de 250 obras de teatro, habiendo ganado el premio Félix al mejor actor europeo del año 1996. Como gay, es activista a favor de los derechos de los homosexuales y cofundador de Stonewall, una organización acogida entre los defensores de los derechos LGBT. En 1991 recibió el título de Caballero del Imperio Británico de manos de la reina Isabel II de Inglaterra, con lo que se añadió el término “Sir” al comienzo de su nombre.

Carta Astral

La Luna y Neptuno en el signo de Virgo, en la parte más elevada de la carta astral, tienen mucho que decir del temperamento y destino de Ian. Dos astros relacionados con la popularidad, la fama y el arte. La Luna, además, con una fuerza especial al ser punto focal de una curiosa figura conocida como “dedo de Dios”, en la que participa Júpiter, un planeta que otorga suerte, máxime al ser su regente natal por su Ascendente Sagitario.


Este signo contribuye a su dimensión internacional. Es Géminis, pero destacan los numerosos planetas que tiene en el signo de Tauro, especialmente Venus, por estar en domicilio y ser punto focal de una Media Cruz. Ya hemos visto muchas veces cómo este planeta ocupa posiciones destacadas en las cartas astrales de actores y artistas de todo tipo. En esta ocasión, este planeta cobra una dimensión aún mayor por ser el regente de Libra, el signo que tiene en su Mediocielo y, en consecuencia, del que dependen la profesión y el destino.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie