El cuestionario de la felicidad de Ana Torroja

A la cantante española -ahora instalada en México- le espera un verano movidito. En plena forma y de plena actualidad gracias a su regreso a los escenarios -con parada en el Lazareto Music & Gastro Festival-, la vocalista del recordado grupo de pop Mecano aprovecha estas líneas para hablarnos de las grandes y pequeñas cosas que la hacen feliz en el día a día

Ana Torroja se somete al cuestionario de la felicidad LIVING 32

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ana Torroja se somete al cuestionario de la felicidad LIVING 32©Jennifer Pochat
Persona favorita en el mundo.

Mi marido y mi hija.

Un domingo perfecto.

Estar con mi familia e improvisar.

Tres objetos que te hacen feliz.

Feliz, feliz, no sé si sería la palabra, pero que me provocan una sonrisa sí: una foto de mi madre, otra foto de mi padre, y una que tengo con mi hija.

¿Qué canción te pone las pilas?

Kiss de Prince.

El plato por el que te saltas la dieta sin problema.

No hago dieta, aunque sí trato de comer equilibrado. Pero hay un postre al que no me puedo resistir y que como cada vez que viajo a Lima. Se llama “Suspiro limeño”. Es delicioso... Menos mal que no lo tengo muy a mano.

El mejor recuerdo que tienes de la infancia.

Los veranos en Mallorca.

El viaje de tu vida.

Un viaje a Mali que me cambió la vida.

Un pensamiento alegre antes de irte a dormir.

No pienso, solo suspiro y sonrío.

Un lugar al que volver.

Una playa desierta.

¿Cuál es tu happy tour?

La puesta de sol.

Una app que nunca te falla.

Pinterest.

Tu remedio antiestrés infalible.

El mar... mi lugar de calma.

¿Qué te arranca una carcajada?

La ironía.