Así es el refugio en la sierra de la ejecutiva Cristina Hidalgo

Blanco, madera y minimalismo funcional son algunas de las premisas ‘deco’ con las que la alta ejecutiva ha creado su refugio, una finca en la sierra de Madrid a la que escapa cada fin de semana. Nos inspiramos en ella

Cristina, acompañada por dos de sus perros, Obama y Trece
Ana Poyo

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Cuando tienes un puesto de tanta responsabilidad como el que ocupa Cristina Hidalgo en Globalia, primer grupo turístico español, escapar de la ciudad se convierte en el mejor de los planes. Así lo hace la empresaria, junto a su marido y sus dos hijas, Lucía (15) y Carlota (7), a una finca decorada al estilo alpino y ubicada en el corazón de la sierra madrileña. Allí, en un acto de sincera felicidad, cambian el asfalto por el campo y sus infinitas posibilidades.

Exterior casa Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Imágenes del extenso jardín que rodea la finca, en cuyo paisajismo destaca el agua como elemento de referencia mediante un estanque de líneas ondulantes y una fuente arquitectónica. Abajo, a la izquierda, retrato de Cristina con la mirada puesta en el horizonte.

-Venís a esta casa con mucha frecuencia. ¿Cuál es la razón?

-La consideramos nuestro segundo hogar. Hemos rehabilitado y decorado con mimo cada rincón, haciendo de ella un pedacito de nosotros.

-¿Qué os aporta con respecto a vuestra residencia habitual?

-Muchas cosas: libertad, felicidad, aire puro… Es algo especial. Realmente creo que no hay palabras para describir el conjunto de sensaciones que experimentamos estando aquí, hay que vivirlas.

“Esta finca es nuestro segundo hogar. Hemos rehabilitado y decorado con mimo cada rincón, haciendo de ella un pedacito de nosotros”
Plano general del salón, caldeado por una chimenea de leña©ÁLVARO MEDINA
Cristina, acompañada por dos de sus perros, Obama y Trece©Álvaro Medina
Abajo, a la izquierda, Cristina, acompañada por dos de sus perros, Obama y Trece. A la derecha, detalle del comedor de influencia alpina. Arriba, plano general del salón, caldeado por una chimenea de leña.

-¿De dónde viene tu amor por el campo? ¿Y cómo se lo inculcáis a vuestras dos hijas?

-Se lo debo a Javi (mi marido), es él quien nos enseña cada día algo nuevo sobre el campo. Siente pasión por la naturaleza y tener una finca así fue siempre su gran sueño. Nosotras somos felices formando parte del mismo; Lucía y Carlota adoran los caballos y viven cada día aquí como si fuera un regalo.

-Cuéntanos cómo es una jornada cualquiera en este entorno de ensueño.

-Suele ser como en nuestra vivienda de Madrid, solo que pudiendo pasar más tiempo en familia, gozar de una mayor desconexión y practicar actividades al aire libre. El campo es muy versátil y lo disfrutamos de mil formas: dando paseos, montando a caballo, plantando hortalizas…

“El estilo que prevalece es rústico, atemporal y, sobre todo, acogedor. Para mí lo más importante a la hora de decorar una casa es que sea cómoda y funcional”
Cocina de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Cristina posa en el umbral de la puerta©ÁLVARO MEDINA
Cocina de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Fotos de la cocina, donde se entretienen haciendo pan casero y elaboran menús de temporada con las hortalizas del huerto. En el centro, Cristina posa en el umbral de la puerta.

-¿Tienes algún hobby que reserves solo para ti?

-Me encanta una buena lectura y escuchar música.

-¿Cómo definirías el estilo de esta masía familiar?

-Rústico, atemporal y, sobre todo, acogedor. Para mí lo más importante a la hora de decorar una casa es que sea cómoda y funcional. Me gusta mezclar lo clásico con materiales sostenibles, y al ser de inspiración montañesa, predominan la madera y los colores de tonalidad neutra.

“Utilizamos mucho el horno de leña para hacer pan en familia y la barbacoa”
El dormitorio principal con acceso abierto al baño©ÁLVARO MEDINA
Cristina Hidalgo con su perro©ÁLVARO MEDINA
Baño habitación principal©ÁLVARO MEDINA
Si hay algo que Cristina agradece de la finca es el contacto con la naturaleza, la luz y el aire puro. En el centro, jugando con Obama a las puertas del jardín. Arriba y abajo, el dormitorio principal con acceso abierto al baño.

-¿Cuál es tu rincón preferido?

-Para mí todos son especiales, pero mis hijas sienten predilección por las cuadras y todos aquellos lugares donde puedan disfrutar de sus caballos y rutinas ecuestres.

-¿Y un momento del día que te guste particularmente?

-Desayunar en la cama tranquila y con las vistas de la sierra. A veces, nuestras hijas también se suman al plan.

“Lo que más destacaría son las vistas de cada una de las estancias y el amplio salón comedor, que es donde más tiempo pasamos con familia y amigos”
Habitación de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
La habitación de Lucía y Carlota©ÁLVARO MEDINA
En la habitación de Lucía y Carlota (abajo) siempre hay espacio para invitar a una amiga, y es que la casa está concebida para vivirla en compañía de más gente. Arriba se puede ver la habitación de invitados y un retrato de Cristina.

- Sabemos que cada estancia está llena de cariño e historias. Pero ¿hay algún objeto al que tengas especial apego?

-Diría que todas y cada una de las fotografías, porque evocan recuerdos y momentos especiales. También las piezas de arte, y más concretamente, la chaquetilla de torero de Javi pintada por nuestro amigo, el artista Domingo Zapata, y convertida en escultura.

-Si tuvieras que destacar una de las muchas bondades de la finca, ¿cuál sería?

-Las vistas de cada una de las estancias y el amplio salón comedor, que es donde más tiempo pasamos acompañados de familia y amigos.

“Disfrutamos mucho de la sala de cine, sobre todo cuando vamos en invierno y hace mal tiempo. Subimos y nos ponemos nuestras series o vemos pelis con las niñas”
Baño de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Pasillo de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Arriba, el baño; y abajo, uno de los pasillos de la casa, bordeado por grandes ventanales.

-Tenéis vuestro propio huerto y hasta una pequeña granja. ¿Qué papel juegan en vuestro día a día?

-Para nosotros son primordiales. Cultivamos varias hortalizas (patatas, ajos, cebollas, lechugas, pimientos, berenjenas, calabacines, tomates…) y cada una tiene sus tiempos. Es fantástico sembrar y recolectar tus propios alimentos y crear con ellos menús de temporada. Además de todo esto, recogemos huevos de nuestras gallinas.

-Entonces la cocina se convertirá en un pasatiempo más estando allí, ¿verdad?

-Utilizamos mucho el horno de leña para hacer pan en familia y la barbacoa.

“Me gusta mezclar lo clásico con materiales sostenibles y, al ser de inspiración montañesa, en la casa predominan la madera y los colores neutros”
Cristina Hidalgo guisando en la cocina exterior©ÁLVARO MEDINA
salón comedor exterior de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Raro es el día que no reciben la visita de algún amigo o familiar, por eso el salón comedor exterior presume de metros cuadrados y funcionalidad, como demuestran las imágenes. Arriba, Cristina guisando en la cocina exterior.

-También disponéis de una sala de cine con todas las comodidades, desde una máquina para hacer palomitas hasta un enorme proyector. ¿Cómo surgió la idea?

-Teníamos un espacio en el que no sabíamos muy bien qué hacer. En un primer momento pensamos en un cuarto de juegos, luego en un gimnasio o unos despachos, pero al final nos decantamos por algo que pudiéramos compartir todos y, como somos bastante cinéfilos, era la alternativa ideal. La verdad es que la disfrutamos mucho, sobre todo cuando vamos en invierno y hace mal tiempo. Subimos y nos ponemos nuestras series o vemos películas con las niñas. Quisimos recrear la experiencia completa del cine, así que antes de entrar a la sala tienes para hacer palomitas, una nevera con bebidas, chucherías…

-Llama la atención la plaza de toros, ¿fue una aportación vuestra o estaba cuando llegasteis?

-Al ser una finca dedicada al ganado, ya existía cuando la compramos. Como mi marido también posee una ganadería brava, nos pareció interesante conservarla y él es, sin duda, el que más partido le saca.

“Al ser una finca dedicada al ganado, la plaza de toros ya existía cuando la compramos. Como mi marido también posee una ganadería brava, nos pareció interesante conservarla”
Sala de cine en la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Decoración sala de cine©ÁLVARO MEDINA
Lucía, sobre un árbol, junto a su hermana Carlota, subida a una roca©ÁLVARO MEDINA
Nada como arrellanarse en el sofá con una manta y unas palomitas recién hechas para sumergirse en una historia. Arriba, imágenes de la sala de cine, acondicionada con butacas de terciopelo rojo, un enorme proyector y una antesala con todos los caprichos. Abajo, Lucía, sobre un árbol, junto a su hermana Carlota, subida a una roca.

-¿Cuál dirías que ha sido tu principal fuente de inspiración para unificarlo todo?

-Las casas de los Alpes y el aspecto acogedor que tienen. El estudio de decoración e interiorismo EYD 360º me ayudó a lograrlo.

-¿Practicáis también el detox digital que promueven estos lugares?

-Aunque es uno de mis sitios favoritos para desconectar, la tecnología sí está presente.

“Me gusta mezclar lo clásico con materiales sostenibles y, al ser de inspiración montañesa, en la casa predominan la madera y los colores neutros”
La finca con la plaza de toros©ÁLVARO MEDINA
Cristina, con una vaca criada a biberón©ÁLVARO MEDINA
El interior de la casa de Cristina Hidalgo©ÁLVARO MEDINA
Perros, gallinas, caballos… En la finca conviven todo tipo de animales. En el centro, Lucía, Cristina y Carlota (de izquierda a derecha), junto a dos de sus ponis. Al lado, Cristina, con una vaca criada a biberón. Arriba, imagen de la plaza de toros y abajo la de un salón que hace las veces de bodega, presidido por un retrato del torero José Tomás.

Trucos deco

Trucos deco

Plano general del salón, caldeado por una chimenea de leña©ÁLVARO MEDINA
La inspiración

Cristina pone el foco en esos refugios de los Alpes de aspecto confortable. Razón por la que apuesta, entre otras piezas, por sillas forradas de lana de oveja, las cuales son capaces de teletransportarnos a la típica cabaña en mitad de la nieve.

Los materiales

Entre todos los materiales nobles, domina la madera en paredes, suelos y muebles. La calidez que confiere está presente, en mayor o menor medida, en todas las estancias.

Los colores

Sobre una base de tonalidades neutras (blancas, grises, marrones), se incorporan delicadas pinceladas de color, en su mayoría verdes y rojas. Las primeras las proporcionan las plantas y otros motivos naturales; las segundas, por otro lado, pertenecen a objetos estratégicamente colocados para captar la atención: un cuadro de grandes dimensiones, un juego de butacas de terciopelo o un coqueto cofre.

La distribución

Si bien la casa respira el mismo concepto, los ambientes quedan perfectamente diferenciados de acuerdo con su uso y emocionalidad.



PRODUCCIÓN:INÉS DOMECQ

FOTOGRAFÍA: ÁLVARO MEDINA

TEXTO: ANA POYO

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: Amparo Sánchez (Kérastase y Armani Beauty)

AYUDANTES DE PRODUCCIÓN: Claudia Pintado e Icíar Murrieta

LOOK 1. MAKSU

LOOK 2. CHAQUETA DE WEEKEND MAX MARA; PANTALÓN DE MAX MARA

LOOK 3. ZARA

LOOK 4. CON VESTIDO DE CORTANA; SANDALIAS DE BIRKENSTOCK

LOOK 5. VESTIDO DE MOMONI; CHAQUETA DE PUNTO DE LONGCHAMP

LOOK 6. LUCÍA (IZQUIERDA), CON MONO DE MAX MARA. CARLOTA, CON CHALECO Y VESTIDO DE ZARA KIDS; BOTINES DE BLUNDSTONE

LOOK 7. LUCÍA (IZQUIERDA), DE MAX MARA. CRISTINA (CENTRO), CON CAMISA DE MAKSU; FALDA DE MASSIMO DUTTI. CARLOTA, CON CONJUNTO DE ZARA KIDS; BOTINES DE BLUNDSTONE

Más sobre