Mercedes López Coello: retiro de ensueño

Tras residir en Paraguay, Alaska y Suecia, esta amante del estilo de vida mediterráneo encontró en Mallorca la vida que buscaba: en el campo, rodeada de belleza, animales y planes con amigos

Mercedes López Coello: retiro de ensueño

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El periplo vital de Mercedes López es de lo más curioso: nació en Paraguay, de adolescente se trasladó a Alaska, después a Suecia y, tras unos años trabajando para una productora, se casó con un danés y terminó viviendo en el campo en Mallorca. Desde ahí, cambió su vida por completo y hoy, casi fortuitamente, se dedica a inspirar a decenas de miles de seguidores que sueñan con seguir sus pasos y disfrutar de una vida más tranquila.

Mercedes López Coello: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Mercedes López Coello: Retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
“Al ver esta casa se me puso la piel de gallina. ¡Me enamoré! Tiene unos 200 años y formaba parte de una de las construcciones cercanas, era donde tenían a los animales”.

-¿Cómo acabaste viviendo aquí?

-Trabajando, hace ahora 20 años, me tocó editar un tráiler para la película Il Postino y tuve una revelación. Tanto mi marido (novio por aquel entonces) como yo estábamos cansados del estrés de la ciudad y necesitábamos un cambio. Así que, con una maleta cada uno, nos vinimos. Alquilamos una casita en las colinas de Sineu, y, aunque después nos instalamos en Palma, no dejamos de pensar en el campo. Queríamos volver a estar rodeados de almendros, olivos, algarrobos… y lo conseguimos al encontrar esta casa, en 2005, tras una larga búsqueda. Al verla se me puso la piel de gallina. ¡Me enamoré! Tiene unos 200 años y formaba parte de una de las construcciones cercanas, era donde tenían a los animales.

“En la reforma me guié por la intuición y por cómo yo percibía el alma de la casa. Es una finca en medio del campo, y quería mantener su esencia payesa”
Mercedes López Coello: Retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Mercedes López Coello: Retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Tres imágenes del comedor de la casa, sencillo, rústico y acogedor; perfecto para recibir a los amigos. Arriba, derecha, Mercedes, con su perra, Atlas, en el salón, presidido por un gran sofá de obra en el que reunirse y una mesa artesanal, hecha a medida, de pino mallorquín.

-¿Cómo la reformaste?

-Me guié por intuición y por cómo yo percibía el alma de la casa. Es una finca en medio del campo, y quería mantener su esencia payesa. Los espacios tenían que estar en armonía con el entorno. Usé muebles vintage y rústicos para mantener la sencillez del campo, e intenté recrear en el interior esa paz que uno encuentra en la naturaleza jugando con la luz y los materiales naturales.

Mercedes López Coello: Retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
En cuanto llega el buen tiempo Mercedes hace vida en el jardín de la casa, donde hay una preciosa piscina y mesas de casi todos los tamaños.

Todas las cosas que hay dentro tienen su historia, lo que no es vintage está hecho a medida por artesanos de aquí, como el sofá de lino antiguo (hecho por monjas mallorquinas) pintado a mano por Espanyolet. Optamos por el verde para integrarlo con el exterior. Las tumbonas son las típicas gandules mallorquinas con tela ikat, diseñadas por La Pecera. Las esculturas de cerámica de la pared son de Jaume Roig, el tapiz es de Adriana Meunié, la mesa del salón es de pino mallorquín, de árboles caídos de la propia finca de Con Alma, y hay piezas de Dora Alzamora, Grace Alzamora y Joan Pere Català. La comunidad de artesanos en la isla es increíble.

“¡No puedo presumir de cocinera! Pero me encanta poner linda la mesa y recibir a gente…”
Mercedes López Coello: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Mercedes López: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Admite no ser una gran cocinera, pero a Mercedes no le hace falta porque es una maestra a la hora de poner bonita la mesa. Con unas tablas de quesos, unas cocas mallorquinas y unas ensaladas con gracia, la comida está servida y no falla nunca, ¡a todo el mundo le gusta!

-¿Qué es lo más especial de la casa para ti?

-La cocina y la terraza, porque es donde reunimos a la familia y amigos. La cocina en el invierno, con la chimenea encendida y repleta de velas, y la terraza en verano, disfrutando de largas sobremesas bajo la parra y las estrellas.

Mercedes López: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Mercedes López: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
“Todo lo que no es ‘vintage’ está hecho a medida por artesanos de la propia isla”.

-¿Qué sueles preparar cuando tienes invitados?

-¡No puedo presumir de cocinera! Pero me encanta poner linda la mesa y recibir a gente. Normalmente preparo una tabla de quesos con un buen aceite de aquí, pan artesano y unas ensaladas. Tengo una que siempre me saca de apuros con mango, aguacate, tomate, gambas, cilantro y una salsa picante deliciosa. ¡No falla!

Mercedes López Coello: retiro de ensueño©Icíar J. Carrasco
Cada mañana, Mercedes abre el gallinero para dejar libres a las gallinas por la finca y recoge algunos huevos frescos para el día. Es la única actividad que no hace en compañía de su inseparable perra, Atlas, que la espera ansiosa a una distancia prudencial.



FOTOGRAFÍA: ICÍAR J. CARRASCO

ESTILISMO: LEIRE PEÑA

TEXTO: ESTEFANÍA ASENJO

LOOK 1: VESTIDO DE MASSCO

LOOK: VESTIDO DE ANTIK BATIK