Fundación Integra, el futuro por delante

Miles de mujeres han conseguido un porvenir lleno de esperanza gracias al trabajo de esta fundación. Descubrimos cómo la vida puede cambiar para siempre en solo cinco minutos

Fundación Integra

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Cuando Jennifer Morán (30) llegó a las puertas de la Fundación Integra hace 10 años, lo hizo devastada por una relación abusiva y tóxica que la había dejado sin autoestima y sin ganas de levantarse de la cama. Su expareja controlaba todos los aspectos de su vida, hasta el dinero que ganaba con su trabajo y dónde y cómo se gastaba. Su familia, y en especial su abuela, sospechaban que algo pasaba y le ofrecieron toda su ayuda. “Llegué a la Fundación Integra derivada del Centro de la Mujer de Leganés. En esos momentos sentía que no valía nada, pero la persona de la Fundación Integra que habló conmigo me hizo sentir mejor en solo cinco minutos. Me elevaron la autoestima. Conocerlas ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida”, cuenta Jennifer.

Fundación Integra©Javier Alonso
Jennifer Morán (izquierda) y María Paramés, en el parque de El Retiro de Madrid.

Gracias a la fundación, a los cursos que recibió y a una de sus becas, ahora estudia tercero de Enfermería y está haciendo las prácticas de la carrera. “Sus trabajadoras y voluntarias me cambiaron la vida. Me enseñaron cosas muy sencillas pero muy útiles, por ejemplo a usar la banca online y gestionar mi dinero. Ahora tengo una nueva pareja y soy feliz”, asegura. Una de esas voluntarias en la Fundación Integra es María Paramés, directora de personas y comunicación de Bankinter, que colabora con la organización desde sus inicios.

“Cuando fui a la fundación sentía que no valía nada, pero en cinco minutos me animaron”

“Las mujeres que llegan a los talleres lo hacen con interés y curiosidad. La fundación ha trabajado ya con ellas y tienen muchas ganas de aprender. También algo de inseguridad respecto a cumplir el objetivo de lograr encontrar una oportunidad profesional. Por eso intento trabajar no solo desde la perspectiva práctica, sino global, porque la prioridad es la persona. Mi objetivo es que la formación les sirva para recuperar la confianza en ellas mismas para que salgan con ganas de afrontar cualquier problema y cualquier desafío con la máxima energía”, nos cuenta. “Y con la seguridad de que es posible encontrar un futuro mejor”, concluye. Miles de mujeres ya lo han conseguido.


TEXTO: VERÓNICA MARÍN

FOTOGRAFÍA: JAVIER ALONSO

MAQUILLAJE Y PELUQUERÍA: CYNTHIA DE LEÓN (COOL PRODUCCIONES)