Ricardo Ballen y Carina Ospina: tan lejos, tan cerca

Rodeados de vegetación y establos, la pareja de peleteros lucha por la Amazonía y sus gentes a través de una firma que bebe de ese amor y hunde sus raíces en su finca familiar de Colombia.

Ricardo Ballen y Carina Ospina

A pesar de que siempre había trabajado el cuero por su fuerte vinculación al mundo ecuestre, Ricardo Ballen no tenía planes de convertirse en pellettiere. Se mudó a Italia para estudiar Diseño Industrial, soñando con hacer muebles al estilo italiano clásico, pero tras un año en una de las instituciones más prestigiosas del país se dio cuenta de que lo industrial no era lo suyo. Conoció entonces a Carina, su hoy socia y esposa, y añorando la fabricación artesanal de bridas, sillas de montar y otros útiles de equitación que en su familia siempre habían hecho a mano, diseñó su primer bolso con ella en mente, el ‘Cari’. El éxito fue tal que poco después, juntos, lanzaron Ballen Pellettiere, una firma de bolsos de producción ética y sostenible inspirados y producidos en la región amazónica de Colombia, donde él creció y ahora ambos residen junto a su hijo, Lucio, de un año, y sus muchos caballos.

“Esta finca es muy especial. Es una reserva con fauna y flora típicas de la Amazonía colombiana y es un símbolo de todo lo que materializa Ballen”
Ricardo Ballen y Carina Ospina©Andrea Swarz

-Habladme de esta finca, La Querencia.

-RICARDO: Era la finca de mis abuelos. Alrededor de su casa, que tiene unos 250 años, cada hijo construyó su propio refugio de campo. En Medellín la tradición ha sido siempre que la semana se vive en la ciudad y los fines de semana se goza en la naturaleza; por eso decidimos fijar ahí nuestra residencia, para escaparnos cada viernes. Es un lugar muy especial, una especie de reserva con fauna y flora emblemáticas de la región y caminos que datan de la época de la colonización. La Querencia es un símbolo de todo lo que materializa Ballen. Es donde están nuestros caballos, donde se vive nuestra pasión por la carpintería y se admira el entorno.

Ricardo Ballen y Carina Ospina©Andrea Swarz
icardo y Carina, fundadores de Ballen Pellettiere, en La Querencia, la finca familiar que inspira con su entorno y sus caballos cada uno de sus diseños.

-¿Cómo es vuestra casa en este paraíso?

-CARINA: Es una típica casa rural colombiana. Fue construida con materiales de la zona, como barro cocido, madera y piedra de río. Aunque no sea tan antigua como la principal, tiene un patio con las “pesebreras” (cuadras) dentro. Una tiene una ventana hacia una de las habitaciones, y cuando te despiertas por la mañana y abres la ventana, se asoma tu caballo.

Ricardo Ballen y Carina Ospina©Andrea Swarz
Ricardo Ballen y Carina Ospina©Andrea Swarz

-¿Qué técnicas tradicionales y materiales autóctonos de la región amazónica utilizáis en vuestros diseños?

-R.: Trabajamos mano a mano con comunidades locales del Amazonas que recogen y replantan las semillas que utilizamos como leitmotiv en nuestros diseños. Esto tienen un valor especial porque algunas de esas personas viven de la recolección de estos frutos. Usamos tagua, bombona y descartes de açai. Recursos naturales que representan nuestro patrimonio y que ensalzan la riqueza natural de Colombia. Nuestras colecciones también presentan diseños de cestería elaborados con fibras de la costa pacífica de Colombia. Siempre estamos creando nuevas piezas que cuenten historias a través de materiales nativos y resalten así la riqueza de Colombia y su artesanía.

“La casa tiene un patio con las ‘pesebreras’, y una tiene una ventana que da a una de las habitaciones. Cuando te despiertas y abres, se asoma tu caballo”
Ricardo Ballen y Carina Ospina©Andrea Swarz
Carina, con su hijo, Lucio, y el poni que le regalaron al nacer. En la otra página, la piscina de la casa, detalle de uno de los diseños de Ballen Pellettiere, la pareja paseando con uno de sus caballos por la finca, y los establos.

Pura sostenibilidad
Finca Ricardo Carina Ballen Pellettiere©Andrea Swarz
EL CONCEPTO
LOS MATERIALES

Más sobre