Amaba la moda y pasó sus últimos momentos disfrutanto de su pasión: la 'fashion victim' Zelda Kaplan fallece a los 95 años en pleno desfile

No se perdía una sola pasarela y sus características gafas de sol y originales estampados se habían convertido en una tradición en todos los 'front-row'

por hola.com

VER GALERÍA


La moda era su verdadera pasión. No se perdía ni un sólo desfile y era habitual ver sus características gafas de sol y sus conjuntados diseños de originales estampados en el front-row de todas las pasarelas. Sin embargo, quién le iba a decir a Zelda Kaplan que sería precisamente en un desfile donde iba a vivir sus últimos instantes.

Las luces se apagaron, empezó a sonar la música y daba comienzo el espectáculo de la firma Joanna Mastroianni en el Lincoln Center, en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York. Juston en ese momento, y según informa The New York Times, Kaplan se desvaneció sobre el hombro de la persona que se encontraba sentada a su lado, Ruth Finley, editora del The Fashion Calendar. "Acababa de empezar el desfile y se desmayó", confesó Finley tras el triste acontecimiento. Rápidamente, los profesionales sanitarios la trasladaron en ambulancia al St. Luke’s-Roosevelt Hospital Center, aunque no pudieron hacer nada por su vida y sólo pudieron confirmar la muerte, según explicó un portavoz del centro hospitalario, que no pudo informar de las causas de su fallecimiento.

VER GALERÍA


Considerada como una verdadera fashion victim e icono de moda de los años 70 y 80, Zelda Kaplan, que además en el año 2004 protagonizó el documental Her Name is Zelda, era una asidua no sólo de los desfiles sino también de las fiestas y las presentaciones en las que se reunía con otras celebrities y lucía sus característicos estilismos. Rayas, cuadros, lunares, flores, formas geométricas... Kaplan no dejaba indiferente a nadie con sus originales y llamativos estampados y siempre los conjuntaba con sus sombreros. Eso sí, nunca se separaba de sus gafas de sol. 

"Estamos profundamente entristecidos por su pérdida, era un ejemplo y un icono para el mundo de la moda. Conocía a Zelda personalmente y la admiraba por su increíble espíritu. Sentía un gran amor por la vida y la vivió al máximo. Quiero mandar mi más sentido pésame a toda su familia. La echaremos mucho de menos", aseguró Mastroianni en un comunicado. La moda era su vida y falleció disfrutando de su verdadera pasión.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie