Este es otro de los secretos de una buena relación de pareja

Más allá del disfrute individual, compartir un hobby en pareja permite fortalecerla e, incluso, mejora la salud de ambos.

Dr. Eduardo Junco


Colabora desde hace más de 20 años en la revista ¡HOLA! con artículos de divulgación y actualidad​ médica. ​En esta pequeña sección encontrarás información sobre todos los temas que afectan a nuestra salud y bienestar diarios​. Y todo ello contado con un estilo ameno, didáctico y profesional.​

Un hobby es un pasatiempo, una ocupación o una afición que se practica por gusto durante el tiempo de ocio para divertirse, entretenerse o pasar el rato, y que en la mayoría de los casos no representa un beneficio económico, ni casi nunca se realiza para tal fin. Tener una afición o practicar un hobby es una actividad que satisface íntimamente al que la realiza, le ayuda a relajarse, a cambiar el ritmo de vida y a olvidar la rutina laboral, a mantenerse con renovadas ilusiones y a ejercitarse física y/o intelectualmente, para así mejorar su calidad de vida.

¿Y si se practica en pareja? Entonces los beneficios pueden multiplicarse por dos.

- Relacionado: Si tienes problemas de pareja, practicad yoga juntos

Cómo se adquiere un hobby

Muchas de las aficiones se gestan en edades muy tempranas. Su adquisición suele estar relacionada con los gustos, las vivencias y las actividades familiares. Los padres, los hermanos, y las amistades escolares nos los trasmitieron, vamos conociendo su práctica, nos gustan y nos vamos aficionando, hasta que, finalmente, nos apasionan.

Muchos otros hobbies suelen tener su origen en determinadas características de la persona o en sus dotes personales y, la mayoría de ellos son, a lo largo de la vida, una razón de peso para organizar vacaciones, viajes o excursiones, ocupando nuestro tiempo libre y así poder disfrutar de ellos.

- Relacionado: Cómo mejorar tu relación de pareja gracias al deporte

¿Es bueno compartir hobbies y aficiones con tu pareja?

Los expertos en la materia dicen que compartir hobbies y aficiones siempre es bueno, pero no es indispensable para mantener una buena relación. Se pueden tener aficiones diferentes, practicarlas por separado y seguir muy unidos y felices. Debéis siempre tener presente que en la vida en pareja lo importante es el proyecto en común que ambos os habéis propuesto y que los hobbies y aficiones son una parte accesoria en vuestra vida y son, precisamente, un entretenimiento o una escapatoria para olvidaros de la vida real y cotidiana. En definitiva, compartir hobbies y aficiones en la vida de pareja es bueno, recomendable y positivo, pero no es indispensable ni absolutamente necesario.

VER GALERÍA

 

Cómo aprender a compartir hobbies en pareja

Cuando se comienza una relación lo normal es que ambos tengan hobbies o aficiones diferentes y, en algunos, casos dispares. Es lógico que ambos tengan interés en convivir en los momentos de ocio y diversión y que ambos quieran compartir el tiempo dedicado a realizar algo en lo que disfrutan y que les apasiona.

Una buena solución, si no hay coincidencia previa, sería comenzar a practicar algún hobby nuevo que guste y complazca a ambos. Buscar entre los dos, puntos de coincidencia que podáis compartir y en torno a ellos elegir el hobby que más se ajuste a vuestros gustos, y así realizar planes que os acerquen y aumenten vuestra relación y complicidad.

Otra solución podría ser implicarse en el hobby que le guste al otro y hacerse partícipe en él, aprendiendo en su compañía los secretos de su práctica. Es decir, fingir interés en el tema, hasta que de verdad acabe interesándote.

- Relacionado: Cómo arruinar tu relación de pareja sin darte cuenta

Hobbies para reforzar la relación de pareja

La variedad de hobbies es casi infinita. Y por ello las posibilidades de escoger o participar en una actividad determinada es complicada. Si vais a iniciar una nueva, deberéis guiaros por vuestros gustos, condiciones y vuestras posibilidades.

Tanto de espectadores como de practicantes todos los deportes que implican una actividad física deben estar adaptados a vuestra edad y condición. Marcha, running, senderismo, ciclismo, gimnasio, piscina, tenis, golf, deportes de invierno y muchos otros pueden ser los elegidos. Los hobbies artísticos como la lectura, pintura, arte, fotografía, cine, teatro son universales y se pueden disfrutar como practicantes o espectadores. Por su parte, como hobbies sociales tenemos el coleccionismo, la cocina, los juegos de mesa y de azar, el ajedrez, el bricolaje, la jardinería y el baile son ejemplos de ellos.

Los hobbies y aficiones compartidas os ayudarán a crecer como pareja, a aprender y a disfrutar juntos y a estar más unidos y compenetrados. Estos son los beneficios de algunos de ellos:

Lectura. Ejercitáis vuestro cerebro, aumentáis la capacidad de comprensión, la lectura reduce el estrés e incrementa la inteligencia emocional. Si leéis lo mismo, os da pie a opinar sobre el tema y el desenlace.

Actividad física. Hacer gimnasia, correr, andar en bici. Coordinar el nivel de esfuerzo y adaptaros uno al otro. Recordar que cada uno tiene tiempos diferentes. Ahora bien, si estáis practicando algún deporte, no seáis excesivamente competitivos. Puede crear problemas.

Teatro y cine. Actividad frecuente y recomendable en pareja. Relaja, interesa y da pie a hablar, cambiar opiniones, gustos e intereses.

Viajar. Actividad de ocio universal en nuestra cultura. Viajar en pareja es una forma de disfrutar que favorece la unión y la intimidad y es origen de situaciones y momentos vividos en común, inolvidables.

Clases temáticas, por ejemplo, de cocina. Tomar clases juntos une, estimula la camaradería y os hace estar más conectados. Las clases de cocina pueden dar, con el tiempo, muchas oportunidades de diversión y complicidad.

Bailes de salón. Las clases de baile son un hobby muy divertido para reforzar la relación de pareja. Es un ejercicio nada desdeñable y aumenta la intimidad.

Bricolaje. Hobby muy popular y tradicional en muchas parejas. Entre sus beneficios cabe destacar las mejoras en la casa, facilitan la relación, aúnan intereses y refuerzan la vida en común.

- Relacionado: Claves para mejorar tu relación de pareja

Beneficios de compartir los hobbies y las aficiones

  • Cuando disfrutamos de un hobby en pareja, dejamos a un lado el “yo” y pensamos en “nosotros”.
  • Hacer algo con gusto y con pasión y sentirse acompañado aumenta la satisfacción, la compenetración y la conexión entre ambos.
  • Los hobbies benefician la salud física y mental de los que los practican.
  • Son una forma sencilla y divertida de enriquecer la vida en común.
  • Os ayudarán a relacionaros socialmente y a fomentar la amistad de parejas con gustos parecidos a los vuestros.
  • Ayudan a organizar viajes y a ocupar el tiempo de ocio.
  • Desarrollan vuestras capacidades innatas, gustos y dotes personales.
  • Generan autoestima, inducen admiración mutua y mejoran la salud de ambos, aumentando la calidad y la esperanza de vida de la pareja.

Más sobre:

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie