Si tu hijo tiene piojos, ¿tu mascota podría contagiarse?

Si tu hijo tiene piojos, ¿tu mascota podría contagiarse?

Basta con que alguien notifique en el grupo de whatsapp del colegio que hay un brote para que salte la alarma y la desesperación colectiva.

por Laura Bech

Los piojos producen una doble sensación de molestia. La picazón, propia de tenerlos en la cabeza y la paranoia que producen en casa. Si, además en la familia, hay perros o gatos el terror de un contagio masivo imposible de detener, estresa hasta los hogares más zen.

Como en otros casos, ciertas creencias populares, no hacen más que confundir e instalar un temor donde no lo hay. Los piojos que habitan en el cuerpo cabelludo de animales como gatos y perro no pueden sobrevivir en el del hombre. 

El contagio de piojos entre mascotas y personas es imposible. Existen más de 3.000 especies de piojos, su comportamiento es parasitario, es decir que necesitan de un huésped para sobrevivir. La pediculus humanus capitis, llamada popularmente pediculosis, solo se presenta en el cuero cabelludo humano, mientras que, en las mascotas, la variedad de piojos es muy amplia y curiosa. Algunas, como la Heterodoxus spiniger, suele producirse en perros de cualquier parte del mundo, menos en los del continente europeo.  Los que sí sobreviven en cualquier mascota, sea cuál sea su procedencia, es la especie Trichodectes canis

Leer más: Acaba eficazmente con piojos y liendres

¿Te sientes tentada a eliminar los piojos en la cabeza de tu hijo con productos para animales?

Parece una locura hacer algo así, pero  batallar contra liendres y piojos parece una lucha perdida, que aliena a cualquiera. Suele ocurrir que, después de probar con los mejores y más costosos productos de la farmacia sin ningun resultado positivo, cualquier recomendación callejera nos parece bienvenida. Vinagre, lejía, árbol de té,  insectiidas para animales o plaguicidas son los métodos, menos científicos, pero más probados en la fase frustración-combate-perdido-piojos.

VER GALERÍA

Utilizar productos para animales en el cuero cabelludo humano es, definitivamente, una locura. Puede provocar daños severos, especialmente en los niños. Las pipetas que se venden en veterinarias o tiendas de animales, no deberían aplicarse nunca en el cuero cabelludo de las personas. Una de las consecuencias más leves que puede producir es la pérdida de pelo en la zona aplicada. Por no mencionar lesiones capilares y el cabello dañado de manera irreversible. 

Ni tu hijo puede contagiar a tu perro, ni esté a tu hijo. Si llegara a darse el caso de que mascota y niños tengan piojos al mismo tiempo es producto de la casualidad, pero nada tiene que ver el contagio mutuo. 

Leer más: ¿Te da vergüenza que tu hijo tenga piojos?

¿Cómo se contagian los piojos?

Desde tiempo remotos el hombre ha tenido piojos, es algo propio de la especie y no tiene que ver ni con la raza, la clase social o la edad. Con frecuencia se producen brotes de piojos y como la escolarización cada vez es más temprana parece que saltan todas las alarmas y estamos ante el fin del mundo. Son molestos por la picazón que producen pero, salvo contadísimas excepciones, no producen más daño que ese. 

La forma de contagio más frecuente es la del contacto o cercanía entre cabezas. Los piojos no pueden sobrevivir sin cabello del que adherirse. Por lo tanto, es altamente improbable, que se produzca su contagio por otro motivos que  no sean los relacionados con el cabello. Ni sábanas, ni mantas, ni prendas de vestir deberían favorecer su propagación. 

Hasta ahora no se conocen enfermedades transmitidas por lo piojos ni ningún método 100% eficaz en una sola puesta. Por lo general, el tratamiento para combatir las liendres y los piojos, suele tener una duración de dos semanas y para ello se emplean métodos mecánicos, como la lendrera que arrastra los huevos y los de venta en farmacia.

Leer más: Todas las dudas sobre los piojos, a un ‘click’

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie